• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La silicona se utiliza en cirugía estética esencialmente para las prótesis mamarias, conviene distinguir la silicona líquida de las prótesis de silicona, veamos por qué. En muchos casos se habla de complicaciones, de riesgos para la salud, pero a pesar de esto cada vez son más las personas que pasan por la cirugía para remodelar su cuerpo. Conviene conocer antes de una intervención si todas las clases de silicona son compatibles con nuestro cuerpo, y si existen mejores alternativas.​

​Los tipos de silicona

Antes de nada conviene distinguir la silicona líquida de la de las prótesis de gel. El primer método está prohibido en los países de Europa y en los Estados Unidos, porque es responsable de las famosas complicaciones que deforman el cuerpo. Las prótesis, sin embargo, ofrecen un grado de calidad claramente superior y pueden dar satisfacción a las personas operadas.

Cuando se aborda el tema de la cirugía estética, se suele hacer la relación con la silicona. La silicona es un componente químico natural, transparente y sin olor, que tiene por principal característica la de ser maleable y fácil de combinar con otros elementos. Pero cuando la mujer se hace una operación de pecho, o un hombre se añade músculos pectorales, se trata de prótesis rellenas de gel de silicona las que se implantan. Éstas tienen la ventaja de tener una mayor Prótesis de siliconaduración de vida, y los pacientes pueden elegir el tamaño de sus prótesis.

Un nuevo método a partir de grasa humana

Con el avance de la cirugía, parece que la silicona es cosa del pasado. El gel hialurónico o la grasa corporal hacen la competencia a las prótesis de silicona. Para el caso de los labios o de los pómulos, el gel hialurónico es muy eficaz. Pero la principal revolución consiste en la aplicación de la propia grasa del paciente.

La operación es sencilla, se realiza una liposucción sobre una parte del cuerpo que será aplicada sobre la zona deseada por el paciente. Aunque es difícil garantizar un volumen seguro y definitivo, es el método que garantiza al paciente que el cuerpo no rechace la sustancia, por el hecho de que procede de su propio organismo. Sin embargo, no se puede aplicar esta técnica en implantes mamarios.

Pros y contras de la operación

Independientemente de lo que se elija, conviene decantarse por un cirujano competente, y no decidir una técnica con el pretexto de que es menos cara. En cuanto a las prótesis mamarias, ofrecen buenos resultados, sus tamaños y sus formas son definitivas. Sólo en un 5 por ciento de los casos, los pacientes encuentran complicaciones como las infecciones.

En ciertos casos, la prótesis pueden volverse duras como una piedra, en tal caso es necesario recurrir a una operación para extraerla. Para las otras partes del cuerpo, la tendencia mundial de las mejores clínicas se basa en el modelismo a partir de la grasa humana, una forma natural y menos agresiva para el organismo. Sin embargo, cada intervención quirúrgica presenta un riesgo, y como en toda operación se requiere una anestesia general.