• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El ambiente laboral que respiras en la oficina no sólo depende de ti, sino también, de aquellos que trabajan contigo.

Con el final de la Navidad, es momento de volver a la rutina, por ello, en Efe Blog te damos las claves para gestionar los conflictos de trabajo de una forma asertiva:

1. En primer lugar, practica cada día la tolerancia. Recuerda que existen muchas formas diferentes de hacer las cosas. Por ello, aprende de los demás y no impongas tu modo de trabajo a los otros, incluso, aunque seas el jefe.

Cómo manejar los conflictos de trabajo en la oficina2. Evita los ataques personales y los descalificativos, porque en ese caso, la situación empeora mucho más.

3. Intenta mediar en un conflicto entre dos compañeros de trabajo. En ese caso, es importante que busques puntos de encuentro entre ambos para que haya tranquilidad en la oficina.

4. Céntrate en hacer tu trabajo y en ser un buen compañero. No pierdas el tiempo en chismes y en cotilleos en la hora del café, a la larga, este tipo de comentarios se vuelven en tu contra.

5. Evita hablar en un momento de tensión, es mejor que te des un tiempo para poder relajarte y hablar las cosas con tranquilidad. En un momento de ira, en vez de solucionarse un conflicto puede agravarse todavía más.

6. Recuerda que tú no puedes solucionar los problemas de todos los demás, por tanto, asume aquello que te corresponde pero no cojas más carga de la que te corresponde.

7. Utiliza el sentido del humor porque el humor acerca a las personas, incluso, cuando no se llevan bien.

8. Evita mirar hacia atrás, porque es importante olvidar los malos momentos del trabajo. Vive el día a día y camina hacia el futuro.

9. Si tienes un problema importante con algún compañero de trabajo y a pesar de haber intentado resolverlo, no has podido lograrlo, entonces, no dudes en hablar con tu jefe sobre lo sucedido, en caso de que él pueda hacer algo.

No dejes que los conflictos frenen tu carrera profesional.