• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

¿Cómo lograr que el lugar de trabajo sea para ti más cómodo y confortable? En Efe Blog te damos algunas sencillas pautas para lograr este objetivo:

1. En primer lugar, el orden es básico porque en una oficina llena de papeles fuera de su sitio nadie encuentra nada. Este caos, causa desmotivación de una forma inmediata.

Tips para que tu despacho sea más cómodo y práctico2. Apuesta por un mobiliario sencillo porque una oficina no es como una habitación en la que necesitas tener muchos muebles para guardar la ropa.

Por ello, elige un escritorio amplio, coloca estanterías porque son muy prácticas para poder guardar carpetas con documentos, y también, opta por una silla de calidad en donde estés cómodo y tu espalda no sufra los efectos de pasar tiempo sentado.

3. Lo mejor para una oficina agradable es que tenga luz y que contenga una ventana luminosa. Trabajar con luz natural es mucho más reconfortante que hacerlo con iluminación artificial, sin embargo, tener una lámpara cerca de la mesa puede ser de gran ayuda para proteger la vista.

4. El despacho es un ámbito laboral, pero es más agradable darle un toque personal, por ejemplo, poniendo una planta o algún marco de fotos con una imagen de tu familia.

5. En la pared, puedes colgar en un cuadro tu título de licenciado porque dependiendo de la actividad profesional que tengas a los clientes les aporta credibilidad. Por ejemplo, un coachee que inicia un proceso de coaching puede querer saber si está frente a un profesional de calidad. Lo mismo puede suceder en caso de ser abogado.

6. Para que tu despacho sea práctico intenta hacer tuyo el lema de que menos es más.

7. Evita fumar en tu oficina en ningún momento. Por tanto, los ceniceros sobran.

8. Cuida los colores porque los tonos vivos también generan energía positiva en el estado de ánimo.

9. Puedes toner una radio para ponerla en ciertos momentos y romper la rutina. También es adecuado poner un perchero a la entrada de la puerta.

Disfruta de tu despacho igual que estás bien en casa.