• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Detalles que hacen toda la diferencia, trucos y pequeños cambios que mejoran la productividad se encuentra en la decoración de ese lugar de trabajo donde muchas personas pasan la mayor parte de la semana.

Hoy desde EfeBlog compartimos algunos conceptos básicos de cómo decorar la oficina para mejorar la productividad, algo que ha sido demostrado científicamente a través de distintos estudios realizados por expertos en decoración de interiores y arquitectos.

Estos expertos aseguran que son los detalles los que hacen la diferencia y uno de esos detalles está en permitir que cada trabajador de un equipo pueda decorar su propio espacio de acuerdo a sus opciones y gustos personales.

Por otra parte, está demostrado científicamente que es posible mejorar la productividad y la eficiencia en la oficina simplemente mejorando el ambiente de trabajo, y por ello a continuación compartimos algunas ideas que pueden resultar beneficiosas para conseguir una “oficina productiva”.

Ideas de decoración para una oficina productiva

El bienestar, la creatividad y la productividad se juntan para dar lugar a proyectos que tienen como objetivo hacer del espacio de trabajo un sitio más productivo, añadiendo elementos que motiven a los trabajadores y que también les permitan involucrarse en la tarea.

Un espacio de trabajo como la oficina debe verse ordenada y pulcra pero también teniendo en cuenta ciertos parámetros tales como espacios que otorguen privacidad y de ahí que los “cubículos” o elementos que separen los espacios son la solución perfecta.

La ventilación es otro detalle importante en cualquier oficina como también lo es la iluminación natural que provoca que el organismo aumente la producción de serotonina, una sustancia neurotransmisora que genera sensación de bienestar.

Una equilibrada combinación de luz natural y artificial mejora el ánimo del grupo de trabajo y si a esto le añadimos algunas plantas la combinación es perfecta ya que según los expertos las plantas mejoran la capacidad de atención reduciendo el nivel de estrés en el ámbito de trabajo.

Ahora, lo más importante que es dar el toque personal a cada espacio privativo dentro de la oficina, algo que se logra colocando fotografías de familiares, amigos o de momentos especiales.

Algunos trabajadores gustan de añadir algunos objetos personales o premios que han ganado gracias a su trabajo, algo que además les recuerda que la empresa los valora.

Sin embargo, es necesario evitar los extremos ya que el espacio personal de trabajo no debe estar recargado en la decoración, pues muchos objetos en un espacio relativamente pequeño puede convertirse en un elemento de distracción.

Asimismo, la comodidad sin lugar a dudas mejora la productividad y esto se logra con muebles que tengan una correspondencia con las medidas del espacio en que van a estar.

Una silla, una mesa de trabajo deben hacer que el trabajador se sienta realmente cómodo y que pueda realizar sus tareas durante horas sin sentirse cansado o agobiado.

Por ultimo, los colores deben ayudar a conseguir una mayor productividad y como se sabe que las tonalidades poseen diferentes efectos en el ánimo y los sentimientos de las personas, será importante brindar un toque de alegría a un ambiente frío o apagado y esto se consigue con tonalidades como el naranja o amarillo que aumentan la vitalidad y por lo tanto la productividad.