• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

No importa que los días estén grises, y que el tiempo no acompañe, siempre tenemos la posibilidad de darle algo más de color y de luz a nuestros labios. En todo caso, la oferta en cuestión de gloss es múltiple y variada.

El color está bien, pero cuando además podemos aportarle algo más de brillo, la cosa mejora sustancialmente. Cuando tenemos la moral por los suelos, bien porque no haga sol, y por otro tipo de razones personales, hay que buscar el medio para dar luz a pesar de los inconvenientes. Las grandes marcas de cosméticos suelen ofrecer un gloss para solucionar esto tipo de problemas.

La casa Guerlain ha lanzado, en colaboración con la casa italiana Pucci, una colección de 11 productos inspirados en la Riviera. Olivier Echaudemaison y Laudomia Pucci han trabajado conjuntamente, y los resultados superan nuestras expectativas. Si los colores cálidos configuran la mayoría de los tonos de la colección, Guerlain no se queda atrás, y propone un gloss azul índigo.

Mujer con los labios pintadosMe diréis que el azul es imposible de aplicar en los labios, al menos que queramos parecernos a un personaje extravagante. Lo curioso de este cosmético es que no deja sobre los labios más un velo discreto, haciendo que los dientes parezcan más blancos; es una cuestión de contrastes.

Por su parte, Lancôme ha lanzado una nueva línea para los gloss Juicy Tubes, que ha llamado «Once upon a week». ¿El concepto? Siete gloss diferentes para cada uno de los siete días de la semana. El diseño de los tubos y sus nombres son absolutamente originales: Rosita Tangerine, Cherry Clafoutis, Sweet Lavender.

En definitiva, de lo que se trata es de ser algo más atrevidas, olvidándose de los días grises y tristes del año, para ofrecer un look mucho más vivo, chispeante, y cargado de luz. Vale la probar estos nuevos colores, y apostar por lo positivo de la vida.