• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La Semana Santa ya ha llegado a su fin y la vuelta a la rutina se hace especialmente difícil para todas aquellas personas que no disfrutan de una forma especial con su trabajo.

Este año, el síndrome postvacacional podría notarse más como consecuencia de los efectos del cambio de hora de primavera.

Cómo afrontar el cambio de hora y el síndrome postvacacional en la oficinaLos efectos del cambio de hora y del síndrome postvacacional son muy similares: pereza, falta de energía, cansancio físico y apatía, aburrimiento, cambios bruscos de humor…

Estos efectos pueden durar una media de siete días, en caso de que duren más tiempo es indispensable consultar con el médico para poder obtener un diagnóstico.

¿Cómo hacer frente al cambio de hora y al síndrome postvacacional en la oficina?

1. En primer lugar, pon el despertador un cuarto de hora antes por la mañana para comenzar la jornada con más calma. No te saltes el desayuno.

2. Realiza ejercicio físico porque el deporte te ayuda a estar en forma y el desgaste de energía también te permite dormir mejor por la noche.

3. Evita llevar reloj para no estar mirando todo el rato la hora. De lo contrario, se te hará la jornada laboral interminable.

4. Apuesta por una alimentación saludable. Elabora un menú basado en la Dieta Mediterránea porque es la principal fuente de energía.

5. Piensa en el lado positivo de volver al trabajo. En primer lugar, en tiempos de crisis, puedes considerarte alguien afortunado por tener un empleo. Pero además, también puedes sentir la ilusión de volver a encontrarte con tus compañeros de trabajo, puedes compartir con ellos los planes de la Semana Santa.

6. Piensa que ya falta menos para el descanso estival.

7. Aprovecha que los días son más largos para poder hacer planes sociales después de salir de la oficina. Súmate a la moda del afterwork.

Con estos sencillos consejos prácticos, la vuelta al trabajo no te va a resultar tan dura.