• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Eliminar las arrugas, rejuvenecer la mirada, remodelar el volumen del rostro, todos estos son objetivos que se plantean muchas mujeres a través de la cirugía estética. No cabe duda que existen diversas técnicas en medicina estética cuyo abanico se amplía año tras año.

Desde la frente hasta el cuello, existen muchas técnicas de estética que corrigen los primeros signos del envejecimiento a partir de los 40 años, mientras que otras técnicas se suelen practicar mucho más tarde. Este tipo de intervenciones se puede combinar para un mejor resultado.

Dermatólogo o cirujano especializado

Antes de dar el paso conviene escoger correctamente al especialista, que en función de la técnica, será un dermatólogo o un cirujano especializado. En todo caso, siempre se debe presentar un presupuesto de la intervención que normalmente supera los 300 €, y que se efectúa bajo anestesia general, con un tiempo de reflexión de unos 15 días.

El especialista debe explicar el resultado esperado con la ayuda de dibujos, fotos o simulaciones virtuales. También se debe firmar un consentimiento claro que precise las modalidades de la intervención y los posibles riesgos.

Rostro-mujer

El médico fija sus precios con total libertad. Por lo tanto es bueno comparar dos o tres presupuestos anteriores, para después de escoger la mejor solución.

El botox para alisar la frente

Utilizadas desde hace más de 20 años en medicina estética, las inyecciones de toxina botulínica o botox, reducen la contracción de los músculos implicados en la formación de las arrugas. En realidad, permiten recuperar una expresión menos preocupada, borrando las arrugas de la frente entre las cejas, o las de la frente y las patas de gallo, alrededor de los ojos.

El cirujano inyecta pequeñas cantidades de toxina en los músculos con ayuda de una aguja muy fina, sin anestesia o aplicando un gel anestesiante.

Entre 15 y 30 días después de las inyecciones, se debe realizar un control que permita realizar eventuales retoques. Los resultados son visibles a los 4 días, y son óptimos entre 10 y 15 días más tarde, y absolutamente visibles entre 4 y 6 meses. Además hablamos de una duración que tiene tendencia a ir aumentando con tratamientos repetidos. El precio del botox está entre los 300 y 600 €.

La cirugía de los párpados

La blefaroplastia corrige los párpados, eliminando los excedentes cutáneos y las bolsas de grasa. La impresión de cansancio se ve reducida, y la mirada queda mucho más reposada.

La intervención, ambulatoria, dura de media una hora, con anestesia local o general, pero muy ligera. Esta operación afecta a los dos párpados superiores o inferiores, o a los cuatro párpados.

Tras la intervención la recuperación queda lista al cabo de tres semanas como máximo. El coste está entre los 1500 y los 2000 € para los dos párpados.

El lipolift para reducir las arrugas del cuello

Aunque se trata de una intervención más frecuente en los hombres a partir de los 40 o 45 años, esta intervención elimina los excesos de grasa a nivel del cuello y del doble mentón.

A través de pequeñas incisiones, el cirujano introduce una fina cánula que despega y aspira la grasa, con anestesia local o general muy ligera. Después se debe llevar una banda de contención por la noche durante al menos 15 días. El precio ronda los 1500 a 2000 € por intervención.

El peeling para mayor luminosidad de la piel

Antes de decidirse por efectuar un lifting, conviene probar primero el peeling. Esta metodología elimina las células muertas y activa la producción de colágeno. De esta forma la piel recupera su brillantez y queda más lisa.

Normalmente se empieza con un peeling superficial con ácido glicólico, que actúa únicamente sobre la piel y requiere varias sesiones. Esta intervención puede continuar con un peeling medio a través del ácido tricloroacético, que actúa a nivel de la dermis y mejora el aspecto de las pieles relajadas y con arrugas.

La piel tira durante 48 horas antes de eliminar las escamas. El precio ronda aproximadamente los 100 € para una sesión de 15 a 30 minutos. Normalmente son necesarias de una a tres sesiones.