• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día, la comunicación prima y esto se ve en el aspecto, la presencia y los gestos que ofrecemos a los demás. La imagen se ha convertido en un factor determinante a la hora de buscar empleo, el trato con los hombres, la credibilidad profesional, etc.

Por lo tanto, no se puede dejar de cuidar la imagen que de una misma transmitimos, y esto tiene mucho que ver con el cambio de look y el cambio de peinado. El principio del relooking consiste en valorizar al máximo la imagen que refleja cada persona, y realzar las cualidades, sin tener que cambiar necesariamente nuestra forma de ser. En resumen, se trata de explotar al máximo las virtudes de la persona que quiere cambiar de look.

Esta reafirmación de una misma, a través del relooking, puede convertirse en esencial para sobrepasar los momentos duros como una separación, o para afrontar con mejor disposición el cambio de trabajo, o aquello que suponga dar un nuevo rumbo a la vida. En definitiva, todas debemos y podemos crecer en autoestima a través del relooking.

Los métodos de un buen relooking

Ya sabemos de qué van las estetecistas, las peluqueras, y las diseñadoras. Ahora es el momento de pasar a los relookers o coachs de belleza, que son los mismos Mujer con el pelo sueltoprofesionales de la peluquería y de la estética, pero que saben combinar su profesionalidad con la psicología. Recurrir a un coach puede garantizaros el relooking perfecto, en armonía con vuestra propia personalidad.

Tres principios fundamentales se deben trabajar para un relooking. El primero concierne el pelo, y el maquillaje, para revelar los colores, la textura y las formas que más os convienen. Después, está la cuestión del estilo en el vestir, para saber escoger la ropa que mejor realce vuestra figura y los rasgos específicos de vuestra personalidad.

Y el tercer principio es el gestual, donde un coach os indicará los gestos que se deben adoptar para reafirmar una actitud más positiva. Por esto es muy importante, a la hora de la entrevista con vuestro coach, destacar los rasgos de vuestro carácter, de vuestra personalidad, de vuestros gustos y expectativas para conseguir un resultado óptimo al final de todo el proceso.