• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Microorganismos beneficiosos que viven en los intestinos y ayudan a mejorar la salud del organismo, los probióticos facilitan la absorción de nutrientes, agilizan la digestión y fortalecen el sistema inmunológico.

Es común por ejemplo recomendar el uso de probióticos con el uso de antibióticos y también para quienes no llevan una alimentación sana y equilibrada, pues ante estas situaciones el intestino termina siendo poblado por bacterias malas que dejan al organismo más susceptible a padecer enfermedades precisamente por la baja inmunidad.

Probióticos: Esenciales para el sistema digestivo

La salud es una cuestión de equilibrio y como la flora intestinal puede desequilibrarse muy fácilmente el consumo de probióticos es esencial. Consumir probióticos a través de la alimentación o en forma de suplementos ayuda a mantener la cantidad y calidad de bacterias necesarias para la salud.

Pero, en definitiva, qué son los probióticos, para qué sirven y cuáles son sus principales beneficios. Pues es precisamente toda esta información la que hoy desde EfeBlog vamos a compartir para llevar una vida más saludable.

La definición de probiótico se aplica para describir a ciertos microorganismos que se encuentran presentes en nuestro cuerpo (la mayoría de ellos en la microbiota intestinal) y aportan beneficios al organismo.

Beneficios de los probióticos

Son varios los beneficios que los probióticos aportan al organismo, entre ellos:

  • Ayudan a prevenir los problemas de origen intestinal como la enfermedad de Crohn, colitis o el síndrome de intestino irritable.
  • Mejoran la digestión.
  • Combaten la acidez y ayudan a regular el tránsito intestinal.
  • Fortalecen el sistema inmunológico pues aumentan la producción de las células de defensa denominadas macrófagos.
  • Impiden la proliferación de “bacterias nocivas” en el intestino.
  • Ayudan a digerir la lactosa, en especial se recomienda su uso en personas con intolerancia a la lactosa.
  • Previenen la aparición de alergias alimentarias.

Cómo tomar probióticos

Existen dos formas de ingerir probióticos, una de ellas es a través de aumentar la ingesta de alimentos que contengan probióticos naturales, mientras que la otra forma es ingiriendo suplementos que los contengan en su formulación.

Alimentos probióticos

En el mercado, hay una gran variedad de alimentos que son una fuente de probióticos, y ellos son:

  • Kéfir: Se trata de un alimento fermentado con levadura y bacterias, muy similar al yogur, pero que posee una cantidad mayor de probióticos.
  • Leche fermentada: Este es un producto especialmente formulado y que contiene lactobacillus.
  • Productos orientales: Por ejemplo los preparados a base de soja.
  • Yogur.

Suplementos y Medicamentos Probióticos

Existen en el mercado varios suplementos probióticos y que se presentan en diferentes formatos: cápsulas, polvo para diluir en agua, formatos bucodispensables, líquido…

Existe una amplia gama de suplementos probióticos de venta principalmente en la farmacia. La mayoría de estos probióticos están compuestos por bacterias, aunque también existen levaduras como Saccharomyces Boulardii I-745, comercializado en España únicamente bajo el nombre del medicamento Ultra-Levura.

Será importante una buena elección del tipo de probióticos según el beneficio que queramos conseguir sobre la salud.

Cabe recordar que además del consumo de probióticos en forma de suplementos, medicamentos o de alimentos ricos en estas bacterias, también es importante mantener una alimentación sana rica en fibras, ya que las fibras son los principales alimentos para los probióticos, favoreciendo su supervivencia en el intestino.

Por último, es recomendable consumir diariamente alimentos como el yogur a base de soja que contenga las bacterias L. Bulgaricus y Thermophilius (encargadas de transformar la leche en yogur) ya que esto ayuda a reparar naturalmente los daños que pueda tener el hígado.