• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Ya en otras oportunidades hemos hablado sobre las flores y plantas que mejor se adaptan a las necesidades y características de tu hogar.

Pues hoy, desde EfeBlog te vamos a contar cuáles son las 10 plantas de interiores fáciles de cuidar y que son la solución para que tu casa luzca alegre y verde fácilmente.

Elegir la planta de interior que más se adapta a tu casa

Si tienes poco tiempo o pocos conocimientos sobre jardinería lo mejor es optar por plantas de interior fáciles de cuidar como las suculentas o los cactus comunes o el bonito cactus de Navidad que requieren de cuidados mínimos.

Si en el interior de tu hogar tienes poca luz lo ideal son las plantas que no necesitan sol directo tales como las cintas o potus. Mientras que si lo que quieres es tener flores dentro de casa la violeta africana o el espatifilo dan excelentes resultados y disfrutarás de floraciones constante sin preocuparte por ellas.

Ahora, si la sala de tu casa es grande lo mejor es optar por plantas grandes como el
ficus benjamina o el ficus elastica y el ficus lyrata. Y si quieres un toque más vintage puedes optar por la bonita costilla de Adán, la lengua de suegra o las cintas.

Mejor sitio para las plantas de interior

Dejando de lado los cactus y las suculentas, que no requieren de mayores cuidados, existen algunos cuidados que debes tomar a la hora de elegir el mejor sitio para tus plantas de interior.

Así que, por norma general, las plantas de interior deben estar alejadas de las corrientes de aire y el sol directo, con poco riego pues la mayoría de ellas no soportan mucha agua.

Además, es necesario colocar de vez en cuando un alimento extra que se consigue con un poco de abono, puede ser líquido o sólido y siempre en cantidades pequeñas, ya que demasiado abono quema las plantas.

10 Plantas de interior fáciles de cuidar

1 – Aspidistras o Pilistras

Una planta excelente para interior y que queda bien en cualquier rincón gracias a sus grandes hojas verdes. Se trata de una planta de interior que se adapta bien a espacios con poco sol.

2 – Aloe Vera

Además de ser un planta con muchas propiedades curativas, el Aloe Vera no necesita de muchos cuidados, pero necesita buena luz y poca agua.

3 – Ficus Benjamina

Es una planta sumamente decorativa y que requiere pocos cuidados. Necesita luz semi-directa y riego moderado, además de pulverizarla con agua diariamente en verano.

4 – Suculentas

Estas plantas están de moda y necesitan pocos cuidados y poca agua pues cuando se riegan el agua se acumula en sus hojas y raíces. Sin embargo requieren de bastante luz para crecer sanas y bonitas.

5 – Monstera Deliciosa

También conocida como Costilla de Adán, por sus hojas en forma de costilla, es una planta trepadora ideal para ambientes con poca luz ya que es originaria de las zonas selváticas.

6 – Anturio Rojo

Con bonitas flores, esta es una planta de interior resistente y fáciles de mantener. Lo bueno es que florece durante todo el año y por ello requiere luz indirecta, tierra húmeda y agua pulverizada sobre sus hojas para evitar que se quemen.

7 – Peperomia

Otra planta de interior que está de moda, existen muchas variedades de Peperomia y todas ellas muy resistentes a los cambios climáticos. Sin embargo necesita de riegos frecuentes igual que las suculentas.

8 – Tillandsia

También conocida como bromelia, sus bonitas flores alegran cualquier rincón de la casa. Necesita poco riego y solo es necesario rociar sus hojas con agua dos veces por semana y un poco de abono líquido una vez al mes.

9 – Cactus de Navidad

Conocida también como Santa Teresita, esta planta de interior tiene hermosas flores que nacen en la punta de sus tallos. Con colores variados el más común es el rosa, pero se encuentran en tonos como el rojo y el blanco. Para que florezcan necesitan bastante sol por ello se recomienda colocarla cerca de una ventana.

10 – Kalanchoe

Una planta de interior muy apreciada porque requiere pocos cuidados, esta planta es de la familia de las suculentas y a diferencia de otras de su especie tiene una abundante floración. Requiere ambientes luminosos y riego moderado y durante el verano se debe regar una o dos veces por semana.