• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Existen regalos elementales que vienen a tu mente cada vez que tienes que hacer un regalo a una persona. Y un perfume es uno de ellos. Sencillamente, porque en el universo de las perfumerías existe un amplio abanico de aromas que están perfectamente presentados en un formato atractivo. Sin embargo, para elegir un perfume y acertar en tu elección tienes que conocer muy bien al destinatario del regalo. Y aún conociéndole, puede que no des con la clave de la elección.

Sencillamente, porque los gustos en cuestión de perfumes son muy personales. Por esta razón, antes de regalar un perfume a una persona es recomendable que te lo pienses dos veces.

Errores en la elección de un perfume

Una de las razones por las que no acertamos con la elección de un perfume que vamos a regalar es que nos centramos más en nuestros propios gustos personales; haciendo la proyección de que también gustará a ese amigo o familiar al que queremos sorprender. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así; por muy estrecho que sea el lazo que te une a ese alguien importante para ti; es una persona independiente y diferente.

¿Por qué nos equivocamos al regalar un perfume?

Igualmente, corremos el riesgo de no acertar al elegir un perfume como regalo cuando dejamos esta compra para el último momento. Y únicamente delegamos nuestra elección en el asesoramiento profesional del la persona que trabaja en la perfumería a la que hemos acudido.

Entonces, damos a ese profesional algunas características de la persona que va a recibir el regalo. Sin embargo, lo verdaderamente recomendable es que intentemos elegir este detalle con tiempo; averiguando previamente los gustos de perfumería de esa persona; marcas preferidas, perfume que utiliza, o cualquier detalle similar. Es más fácil acertar con la elección de un perfume cuando sabemos que esa persona es fiel a una misma marca. 

Además, cada tipo de perfume huele de un modo distinto en la piel de cada persona. Por tanto, tú personalizas ese aroma; pero la persona a la que se lo regales también le dará su propia esencia. Por esta razón, otro error habitual es elegir un aroma que te recuerda a una persona determinada. 

Un regalo muy previsible

Es difícil acertar con un perfume porque este es un regalo muy previsible que en algunos casos rompe con lo agradable del factor sorpresa. A veces, el principal error al elegir un perfume es la falta de empatía hacia los gustos de esa persona.

Pero cuando se trata de perfumes, todavía puede ser más difícil tener esta empatía porque seguramente, pocas personas conocen en profundidad las preferencias personales en cuestión de perfume. Incluso de personas próximas. 

Por tanto, es un regalo tan previsible que es posible que ahora mismo esa persona tenga más de una colonia pendiente de estrenar. Por esta razón, sumar otro perfume a su colección de fragancias no parece la mejor idea si quieres hacer un obsequio útil y práctico en el presente. ¿Cuáles crees que son los principales errores al regalar un perfume?