• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La actividad física y la dieta son dos grandes preocupaciones de las mujeres. De hecho, la sociedad ha establecido un ideal de éxito femenino, a través de una persona profesionalmente activa y deportiva, pero también delgada, bien consigo misma y que saber comer de forma saludable.

Esto se traduce en una serie de preguntas que se plantea la mayoría de las mujeres sobre su forma de comer, su actividad física y su imagen corporal. Además, la mujer suele cambiar de dieta con frecuencia, mucho más que el hombre, a lo largo de su vida, por razones hormonales, anticonceptivas, de tensión, o por un embarazo.

Esto crea muchos problemas en la mujer: ¿Qué se debe comer para bajar de peso? ¿Qué deporte se debería practicar? ¿Cuántas veces a la semana? ¿Qué alimentos se deben eliminar para ponerse en forma? Estas preguntas suelen llevar a las mujeres a tomar malas decisiones, malos consejos y que causan deficiencias nutricionales por culpa de la dieta, del cansancio relacionado con el deporte, de los diferentes momentos de la vida de la mujer, la contracepción. ¿Cómo hacer entonces para mantenerse en forma?

Las especificidades de las mujeres

Las mujeres son propensas a los cambios en sus necesidades de energía, así como en sus necesidades de vitaminas y minerales, y durante toda su vida, por muchas razones. Cuando no se tienen en cuenta estos cambios en la dieta, las modificaciones pueden manifestarse en el peso, la forma o las diferentes secreciones hormonales. Veamos algunos ejemplos:

Mujer haciendo pesasMenstruación irregular o inexistente. Por debajo del 18% de la grasa corporal, como encima de un cierto porcentaje de grasa, los ciclos desaparecen. Esta desaparición está relacionada con los cambios hormonales en la producción de hormonas sexuales, a menudo debido a un déficit de energía o deficiencias nutricionales. En las deportistas, se da como una explicación una gran dosis de actividad física, pero las razones son de tipo alimenticia.

La glutamina se encuentra en distintas cantidades en la mayoría de las carnes y pescados así como en verduras y legumbres. La glutamina está recomendada como suplemento para incrementar su absorción en aquellas mujeres que siguen un programa de entrenamiento de alta intensidad, diseñado para aumentar masa y conseguir más fuerza.

Esta es la razón principal para tomar complementos nutricionales como la glutamina. En Myprotein se puede conseguir glutamina para una dieta rica y equilibrada.

Anticonceptivos orales, tabaquismo y alcohol requieren un aumento en vitaminas del complejo B y vitamina C. De hecho, las hormonas sintéticas disminuyen la absorción de estas vitaminas.

El embarazo conlleva un cambio en las necesidades energéticas, las secreciones hormonales, el deseo y por lo tanto un cambio en las cantidades y la distribución de los alimentos durante el día. En términos generales, el embarazo debe ser complementado con diferentes vitaminas y minerales para permitir el crecimiento del feto y mantener a la madre en buena salud y forma.

La osteoporosis es una reducción del contenido mineral del hueso, lo que aumenta la porosidad del hueso. La osteoporosis está causada e intensificada por las deficiencias de calcio, la falta de actividad física y la deficiencia de estrógenos. Esta deficiencia de estrógenos puede estar relacionada con la aparición de la menopausia, pero también debido a una falta de grasa en la dieta o un porcentaje demasiado bajo de grasa corporal. De esta forma, en las mujeres, y especialmente en las deportistas, es importante consumir suficientes productos lácteos y alimentos que contengan grasa.