• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En ocasiones, cuando el hambre nos ataca entre horas, nos preguntamos qué alimentos son los mejores para saciar nuestro apetito y no sumar demasiadas calorías.

Existen algunos alimentos que tienen propiedades que los hacen aptos para esos momentos en que necesitamos de un poco de energía extra.

De todas maneras,  debemos tener presente que no debemos abusar de ellos a pesar de ser beneficiosos para nuestra salud.

Así por ejemplo,  dentro de loa alimentos recomendables se encuentran:

El plátano: una fruta que los deportistas suelen ingerir con frecuencia por su gran aporte de potasio es un alimento nutritivo que además podemos consumirlo durante todo el año.

Posee un valor energético alto aportando 85 kcal por cada 100 gramos si se lo compara con otras frutas que representan menos calorías podría pensarse que no es apropiado para una dieta para adelgazar, pero no debe presentar un problema si se tiene en cuenta sus valores nutricionales y se lo consume con moderación.

Su aporte de calorías tiene que ver con su contenido de hidratos de carbono, pero también cabe destacar que un 76% de su composición es agua, en tanto que las proteínas y grasas están presentes en pequeñas cantidades y no resultan ser significativas.

Además, el plátano aporta vitaminas A, C y E en pequeñas cantidades pero que poseen efecto antioxidante, ácido fólico importante para prevenir anemia y malformaciones en el feto, por lo cual se aconseja su ingesta por embarazadas.

Entre los minerales que posee se destacan el potasio, magnesio, y fósforo, aportando también mucha fibra y otros componentes como taninos que tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias.

El Yogur: Considerado un alimento de tipo funcional, proporciona al organismo componentes que se relacionan con la disminución del riesgo de padecer ciertas enfermedades. Es un alimento probiótico, ya que contiene un cultivo de microorganismos vivos que tienen una influencia beneficiosa para el organismo. Además, aporta un elevado porcentaje de calcio que ayuda a mantener los huesos fuertes y los dientes sanos. Contiene también, vitamina B2 y vitamina B12, que ayuda a mantener sano el sistema nervioso.
Sus proteínas de alta calidad aportan fósforo, magnesio y potasio.

Los frutos secos: Fuente ideal de proteínas son ricos en fibras, fitonutrientes y antioxidantes como vitamina E y selenio. Son también ricos en esteroles vegetales y grasa. Diversos estudios han demostrado sus virtudes en la prevención de enfermedades del corazón entre los frutos secos que las contienen se encuentran las almendras, nueces, pistachos, avellanas y piñones.
El único inconveniente es que son ricos en calorías y por ello es necesario comerlos como aperitivos sustituyendo otros alimentos ricos en grasas saturadas como salsas, dulces y embutidos, además de limitar su ingesta a unos 40 graos diarios.

Las palomitas de maíz: Es un aperitivo bajo en calorías ya que tres tazas de palomitas de maíz aportan 93 calorías y menos de 1.5 gramos de grasa, conteniendo además antioxidantes valiosos que no es posible encontrarlos en frutas y verduras.
Contienen vitaminas del complejo B, vitamina E, magnesio y fibra. Lo recomendable es comprar el grano y prepararlas de la forma tradicional, ya que las que vienen listas para hacer en el microondas pueden poseer gran cantidad de mantequilla o azúcares.