• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Al igual que la chaqueta de cuero, el tweed sigue siendo una prenda que no pasa de moda, especialmente durante las estaciones más frías. Veamos cómo llevar esta chaqueta para evitar los errores típicos del otoño.

Chic y elegante, una chaqueta de tweed permite presentar un estilo a la vez elegante y muy de tendencia. El origen de esta prenda se remonta a los años 50 cuando se hizo el lanzamiento de la primera chaqueta de tweed a través de una estrella de la moda de aquella época: Chanel. Desde entonces, la chaqueta se ha convertido en una prenda indispensable para el invierno por parte de las fashionistas más exclusivas.

Esta prenda vuelve con fuerza en la próxima temporada. Tras haber sublimado a las modelos de las pasarelas, actualmente se puede adquirir por parte de las amantes de la moda. Para estar en los aires de los nuevos tiempos de los próximos meses de frío, conviene no olvidarse del tweed en el dressing code personal.

Estilo-semanaFigura intemporal de la moda de invierno, la chaqueta de tweed lanzada en su origen por Chanel está muy en boga. Gran vedette de la colección otoño-invierno de las estrellas de la moda, la chaqueta de tweed fascina por su estilo a la vez contemporáneo y refinado. Las grandes marcas rivalizan hoy en día en la producción de este modelo de chaqueta con el fin de satisfacer a un multitud de gustos y de estilos.

Contrariamente a lo que se piensa, el tweed no está reservado para mujeres mayores de cuarenta años. En efecto, gracias a su evolución a través de las diferentes modas, actualmente es perfecto para llevar con un estilo chic y de tendencia con cualquier edad.

Los diferentes estilos

Indudablemente se trata de una prenda propia para el invierno, pero además se puede llevar de diferentes maneras en función del estilo personal de cada mujer, y en función del resultado buscado. Para ir a trabajar a la oficina, la chaqueta de tweed resulta elegante con un sencillo legging y unos zapatos compensados. Si se prefiere un look a la vez rock y agresivo, lo ideal es ponerse unos jeans en vez de los leggings.

Unos zapatos open toes completarán ese look para ofrecer un estilo a la vez chic y desenfadado. Entre los modelos de chaquetas de tweed, la versión estampada y la versión militar son perfectas para ese look.

Con una chaqueta de tweed, se puede igualmente adoptar un look adolescente. Este look pone el acento en la sencillez y en los complementos. De esta forma, llevar un tweed con una falda plisada al estilo colegiala, añadiendo algunos complementos un tanto glam, como un broche dorado, puede resultar ideal.

Sencillo y girly, este estilo se adapta perfectamente con un bolso XL. Finalmente, para una velada especial, se puede optar por una chaqueta de tweed de color sobrio y luego decorada con alguna joya o perlas de alta gama.