• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Llevar adelante una dieta para bajar de peso siempre es una tarea ardua, ya que es necesario no sólo seguir un menú determinado sino diseñarlo de forma tal que no resulte aburrido y nos permita bajar de peso de forma saludable y efectiva, además de desterrar los mitos sobre la alimentación adecuada y las dietas.

Sobre este tema un grupo de expertos del Servicio Nacional de Salud de Estados Unidos expresa que una dieta equilibrada debe ser agradable, adecuada y variada.

Tanto el sobrepeso como la obesidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afectan unos trescientos millones de personas en el mundo, además de las dolencias que se vinculan a ella que causan la muerte a más de dos millones y medio de personas al año.

Con estos datos bastante significativos, los especialistas se plantearon como objetivo realizar un plan para mejorar la alimentación y poder prevenir la obesidad y el sobrepeso.

Para ello, dieron a conocer ciertos mitos sobre la  alimentación adecuada y las  dietas, que según sus investigaciones, son muchas veces responsables de los malos hábitos alimenticios de la población en general.

Así por ejemplo, según los investigadores los alimentos denominados como “Bajos en grasas” no siempre con tan sanos como parecen, a pesar de poseer un porcentaje menor de lípidos en comparación a otros. Extremo éste que no demuestra que sean libres de grasas o bajos en calorías.

Otro mito es pensar que para adelgazar es necesario mantener fuera de la dieta los carbohidratos de forma casi absoluta, cuando en realidad según los investigadores, éstos deberían ocupar el 30% de la dieta diaria, arroz, patatas y pan son los alimentos que deben consumirse en su justa medida.

Comer sano y porciones escasas, es otra de las creencias que es necesario desterrar ya que la base de una buena alimentación está en la variedad de alimentos pero en proporciones adecuadas o sea buscar un término medio.

Ingerir frutas, vegetales y fibras a diario, moderando la ingesta de azúcares, sal y grasas.

Otro de los mitos sobre la  alimentación adecuada y las  dietas es la falsa idea que toda la grasa es exactamente igual lleva a ingerir alimentos ricos en grasas como las saturadas que son totalmente diferentes a las no saturadas, ya que las primeras son mucho menos peligrosas que las segundas y pueden aportar beneficios al organismo.

Las grasas saturadas que si atentan contra la salud y la dieta saludable se encuentran en los embutidos, tortas, quesos duros y muchos productos industrializados.

Por su parte, las grasas presentes en pescados, aceites vegetales como el de oliva o de girasol, son excelentes para bajar el colesterol elevado, brindando nutrientes esenciales al organismo.

Por último, los especialistas advierten que la sal que en un 75% cada persona incorpora a los alimentos procesados que se adquieren ya preparados. Esto se traduce en que a pesar de no añadir sal se sigue consumiendo sodio en cantidades que no son las adecuadas.

Desterrar los mitos sobre la  alimentación adecuada y las  dietas que llevan a elegir de forma  incorrecta y sin saberlo los alimentos diarios es fundamental para una alimentación sana y equilibrada.