• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Para un maquillaje perfecto el día de vuestra boda es importante preparar primero la piel, con el fin de que quede impecable. Todo el mundo quiere tener buena cara el día de su boda, sin tener que camuflar granos, ni puntos negro, ni otro tipo de imperfecciones. Así pues, conviene empezar por un plan de choque para renovar la piel para el día más feliz de vuestra vida.

La finalidad es que la piel esté perfectamente hidratada, ni demasiado seca, ni demasiado grasa, y que podáis desprenderos de los potenciales puntos negros y otros factores que estropean la epidermis. Con una piel renovada, lisa y bien hidratada, el maquillaje será todo un éxito.

NoviasEn efecto, para volver a los gestos básicos, un maquillaje sublima el rostro, y no debe sólo camuflar las imperfecciones. Y el día de la boda, sólo se quiere estar sublime sin tener que esconder ojeras u otro tipo de signos que estropean la piel.

Renovar la piel

Lo primero que debemos hacer es acudir a un centro de estética. Se debe establecer un programa de cuidados para la cara con el fin de que la piel esté lo más renovada posible el día de la boda. Dos sesiones en las semanas anteriores a la boda deberían bastar en la mayoría de los casos para recuperar una tez más joven.

En casa, el tratamiento debe proseguirse. Mascarilla hidratante, exfoliación, crema hidratante, crema antiojeras son los productos básicos que toda mujer debe tener en su cuarto de baño. En algunos casos se debe optar por un tratamiento de los granos de la piel para cerrar los poros, y mantener una piel lisa y suave. Os invitamos a probar Pore no more, un antiedad matificador del Dr Brandt.

Tampoco debemos olvidarnos del cuidado de los labios. Una buena exfoliación será suficiente para suavizarlos, y un bálsamo hidratante para tener unos labios suaves el día de la boda, dispuesto a besar a vuestra pareja, familiares y amigos.