• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Practicando con una pelota de squash se trabaja la parte superior del cuerpo. Este deporte es ideal para fortalecer la musculatura de los hombros, el pecho, la espalda y los brazos. Una práctica regular de este deporte también os ayudará a trabajar los abdominales. A lo largo de una partida de squash, existen muchos desplazamiento, sobre todo laterales, esto hace que también se trabajen los músculos de las piernas y de los muslos.

El roller

Cuando se practica roller, las piernas deben empujar para haceros avanzar. Este deporte permite reafirmar los muslos y los músculos de los glúteos. El esfuerzo solicitado estimula la resistencia, y actúa favorablemente en el sistema cardiorrespiratorio. El roller también es un deporte que ayuda a trabajar el equilibrio y la coordinación, garantizando una postura más elegante.

El footing

El placer de correr puede ir asociado al hecho de esculpir un cuerpo de ensueño. En efecto, las pantorrillas se fortalecen, los muslos se reafirman por todos los lados y los glúteos se endurecen. El trabajo de la parte superior del cuerpo se realiza suavemente. EjerciciosPara unos resultados eficaces, conviene practicarlo de forma regular y asidua.

El deporte en gimnasio

Se trata de una de las opciones más eficaces para permitiros esculpir rápidamente vuestro cuerpo. Gracias a una gran variedad de aparatos disponibles, podéis elegir la parte del cuerpo que debéis trabajar. También se puede fortalecer el conjunto del cuerpo.

Para modelar particularmente los brazos y los hombros, las pesas es lo más indicado. Para tener un cambio a nivel de las piernas, optad por la bicicleta y el stepper. Para recuperar un vientre plano, los abdominales son de rigor. También podéis completar vuestro programa haciendo footing sobre cinta de correr o una tabla de gimnasia.

Está claro que una correcta disciplina los deportes ayuda a sentirse bien y estar en forma, no sólo de cara al verano, sino a lo largo de todo el año.