• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Para ser un campeón o simplemente para practicar una actividad física frecuente, hacer el lleno de energía no es suficiente, también es necesario escoger los buenos alimentos que aportarán las vitaminas indispensables para el esfuerzo.

Las buenas vitaminas del esfuerzo

Durante el esfuerzo físico, el cuerpo es un gran consumidor de vitaminas. En efecto, todos los nutrientes son transformados en energía gracias a ellas. Varias vitaminas del grupo B participan en el uso de los azúcares, las proteínas y los lípidos para proporcionar la energía indispensable a los músculos. De esta forma, las necesidades de varias vitaminas hidrosolubles son proporcionales al desgaste energético.

Por otro lado, las vitaminas antioxidantes combaten la formación de radicales libres relacionados con la intensidad de la actividad muscular. También limitan los fenómenos inflamatorios ocasionados por los microtraumatismos como las tendinitis o los edemas. La vitamina C participa igualmente de forma específica para combatir el cansancio y las infecciones, y favorece la absorción del hierro.

Ejercicio mujerEn caso de práctica deportiva ocasional, las necesidades de vitaminas corresponden a los de la población en general. Pero en caso de práctica intensa las necesidades de vitaminas B1, B2, PP y B6 pueden aumentarse.

Los alimentos más ricos

Si la alimentación del futbolista no aporta las cantidades suficientes de vitaminas, el rendimiento físico puede verse disminuido. En cuanto a los suplementos vitamínicos, sólo serán útiles en caso de deficiencia, puesto que el interés para aumentar el rendimiento no ha sido demostrado. Las fuentes alimenticias de estas vitaminas son muy variadas: cereales, verduras, frutos secos para la vitamina B1, productos lácteos para las vitaminas B2 y B6, carnes, pescados, huevos y productos lácteos para la vitamina B12.

La vitamina B complex puede ayudar al cuerpo humano de varias formas, de hecho la vitamina B es uno de los suplementos más importantes que el cuerpo puede usar. Entre otros beneficios, ayuda a garantizar que el sistema nervioso funcione correctamente y que se produzca energía correctamente.

Los comprimidos de vitamina B complex son mucho más efectivos si se consideran como un grupo en lugar de como partes independientes. La razón de esto es que los componentes de la vitamina B complex necesitan trabajar unos con los otros para ser más efectivos. Cuando se toman solos pueden funcionar pero no se aprovecha todas sus capacidades. En Myprotein se puede conseguir vitamina B complex para una dieta específicamente deportiva.

En cuanto a los antioxidantes: la vitamina E es característica de los aceites vegetales, la vitamina C se concentra en las frutas y verduras frescas, y la vitamina A está a su vez presente en forma de retinol en la mantequilla y las margarinas, y en forma de betacaroteno en las verduras y las frutas.

En la práctica

Para cubrir idealmente las necesidades, un deportista debe comer al menos, de dos a tres veces, frutas y verduras durante el día, para un aporte de vitamina C suficiente, 20 g de mantequilla para garantizar las necesidades de vitamina A, y de tres a cuatro cucharadas soperas de aceites vegetales variados para la vitamina E.

En cuanto a las vitaminas del grupo B, sólo una alimentación variada puede aportarlas todas en cantidades suficientes. Entre ellas no debemos olvidar la vitamina B9, exclusivamente presente en las verduras, y la vitamina B12 presente únicamente en los alimentos de origen animal.

El consumo de alimentos enriquecidos puede contribuir a un mejor equilibrio nutricional del deportista. Sin embargo, el uso prolongado de suplementos vitamínicos está contraindicado: debe ser practicado de forma puntual, en una duración limitada, y bajo la vigilancia de un profesional de la salud.