• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Ambas son una buena elección, en definitiva es una cuestión de comodidad y gusto personal. La moda también llega a tus ojos y las opciones son lentillas o gafas graduadas pero lo principal siempre debe ser el bienestar.

Así, si practicas algún deporte habitualmente o te gusta combinar accesorios y complementos con tu vestimenta, seguramente la opción será usar lentillas que son pequeñas, casi invisibles y hasta vienen en diferentes tonalidades para cambiar el color de tus ojos.

Sin embargo, muchas mujeres prefieren llevar gafas graduadas porque sencillamente están acostumbradas o por un gusto personal, y eso también es válido, sobre todo si solo se necestia contar con un apoyo visual para conducir o leer, pues pueden ponérselas o quitárselas en segundos, tienen un mantenimiento sencillo y con necesitan de gastos adicionales.

Lentillas o gafas graduadas

Lentillas o gafas graduadas, esa es la cuestión, y en la actualidad afortunadamente ambas opciones pueden corregir problemas de visión. Por ello la respuesta depende que qué estás buscando y también del estilo de vida que lleves.

Veamos algunas ventajas y desventajas de usar lentillas o gafas graduadas:

Lentillas

Cambiar tus gafas graduadas por lentillas desechables pueden ofrecerte mayor libertad sobre todo si practicas habitualmente algún deporte.

No tienes que preocuparte por cambiar la montura y adaptarla a tu atuendo diaria, algo importante para las mujeres que gustan de estar siempre a la moda.

Además, las lentillas son prácticamente aptas para todos los ojos y especialmente útiles para quienes practicas deportes pues no se empañan ni resbalan y te permiten lucir un look más natural.

Como desventajas vemos que las lentillas no pueden corregir de forma completa, como si lo hacen las gafas de ver algunos problemas de visión como el estrabismo y pueden resultar problemáticas para personas que sufren de diabetes o el llamado «síndrome del ojo seco».

Gafas graduadas

Las gafas graduadas también están de moda ya que no solo pueden corregir algún problema de tu visión sino que, gracias a sus numerosas variantes te permiten completar tu look y hasta favorecer tus rasgos.

Además, las gafas graduadas te permiten ver con mayor claridad pues corrigen problemas de visión de cualquier tipo y si esto fuera poco las nuevas monturas mucho más ligeras te permiten disfrutar de lentes delgadas y con modernas monturas.

Hoy, existen las llamadas lentes fotosensibles que brindan mayor comodidad sobre todo si eres de las que debe llevar gafas graduadas en todo momento. Conseguirás una visión perfecta en cualquier condición lumínica pues estas lentes tienen la particularidad de pasar de claras a oscuras de forma automática, dependiendo de la luz ambiente.

Como desventajas de usar gafas graduadas podemos destacar que muchas veces resultan incómodas pues se deslizan sobre la nariz o se caen cuando realizas algún deporte y pueden romperse con facilidad.

Otra contra de las gafas de ver  es que no proporcionan un campo de visión completo y no te permiten usar gafas de sol no graduadas o bien debes cambiarlas dependiendo del sitio donde te encuentres como la playa.

¿Mejor llevar lentillas o gafas graduadas?

Sin lugar a dudas elegir entre llevar lentillas o gafas graduadas es una elección personal. Sin embargo, nada impide que puedas usar ambas opciones y no aferrarte a las gafas graduadas a causa de algunos mitos que aún existen sobre las lentillas, ya que la tecnología las ha mejorado sustancialmente.

Lo más recomendable, ante la duda de llevar lentillas o gafas graduadas, es que visites a un profesional de la visión y te informes de los pros y los contras de cada una para el bienestar de tu visión.

Y por último, prueba las lentillas desechables y comprueba si no te estás perdiendo algunas ventajas que podrías disfrutar y solo después toma una decisión que te permitirá también estar a la moda de manera saludable.