• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las mujeres de hoy trabajamos, eso está claro. Trabajar y ser madre ya de por si es complicado, pero trabajar estando embarazada es un engorro. La pregunta que muchos de hacen cuando se quedan embarazadas y no conocen sus derechos laborales es: ¿Cuáles son los descansos que tengo antes y después del embarazo? No te preocupes, nosotros te desvelamos las dudas.

El descanso en el embarazo es primordial ya que el cansancio de llevar al mundo un nuevo ser vivo es cansado.

Llega un momento en el embarazo en la que no podemos seguir en la oficina ya que nuestro estado nos impide movernos y actuar de manera normal. Por ello la ley nos ampara y podemos beneficiarnos de 42 días de descanso que nos pertenecen antes de la fecha del parto, o a partir de las 34 semanas de gestación.

En tu trabajo deberás presentar una licencia médica que acredite tu estado y tranquila, ellos se encargarán de hacerla llegar a dónde corresponda. Tu limítate a ir al médico a solicitar esta licencia.

A partir del nacimiento del niño, te pertenece el descanso en el embarazo postnatal y empieza a contarse desde el mismo día que nace el bebé, tanto si el embarazo se adelanta como si se atrasa. A partir de ese momento el médico te dará otra licencia que de nuevo deberás hacer llegar a tu trabajo en un plazo de dos días.

Este nuevo descanso es del todo merecido, un descanso de 84 días para que puedas cuidar de tu bebé durante los primeros días de vida. Cuidar a un bebé recién nacido es excesivamente cansado, sobretodo por la lactancia. Durante los primeros meses es normal que se duerma poco y de manera intermitente, por ello la importancia de estos descansos.

Entre muchas otras cosas que deberías conocer, deberías saber que toda mujer embarazada tiene lo que llamamos fuero maternal. Este fuero maternal exime a la futura madre de poder ser despedida de su trabajo una vez conocida su embarazo, protegiéndola así de las discriminaciones que puede sufrir por ser mujer.

Como podemos comprobar la importancia del descanso en el embarazo es algo que no podemos tomar en broma, así que disfrútalos y disfruta de tu embarazo y de tu bebé. Y por cierto: ¡Enhorabuena!