• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Todo el mundo conoce que es conveniente beber un vaso de zumo de limón mezclado con agua templada por la mañana, al despertarse y en ayunas. Pero, ¿sabéis por qué hay que beber agua templada con limón? ¿Qué es lo que aporta? Veamos pues todos los beneficios de esta bebida matinal.

Un buen hábito ideal para cuidar la salud consiste en exprimir un limón y beberlo con agua templada cada mañana en ayunas.

El zumo de limón para desintoxicar

El zumo de limón desintoxica el cuerpo. Ayuda a drenar los riñones, despierta el hígado, y al final tiene un efecto desintoxicante sobre todo el cuerpo. La piel también se desintoxica y se muestra más resplandeciente con los días. Además, la vitamina C del limón tiene un efecto complementario para la tez. Esta bebida es igualmente muy eficaz para el acné. El agua templada aporta un bienestar al sistema digestivo para activar el tránsito y combatir el estreñimiento.

El zumo de limón para adelgazar

La pectina, presente en el limón, actúa como saciante. Esta bebida matinal equilibra el cuerpo para que deje de pedir permanentemente que se ingiera comida. Por lo tanto, se acabaron los picoteos entre comidas. En el marco de un régimen, el agua templada con zumo de limón puede convertirse en una bebida complementaria, que se debe consumir una o dos veces al día además de por la mañana.

Taza agua limón

El zumo de limón para estar en plena forma

El contenido en vitamina C del limón es un excelente complemento alimenticio. Esta bebida refuerza el sistema inmunitario y, además de tener un buen aspecto, el organismo se siente en plena forma evitando caer enfermo. Incluso las encías agradecerán la vitamina C. La boca tendrá mejor salud y las encías estarán en mejor forma, al igual que se tendrá un aliento fresco todas las mañanas con el limón.

Este pequeño ritual de la mañana transforma la vida y aporta mucho bienestar. Por lo tanto, no dudéis a la hora de exprimir un limón todas las mañanas en un vaso de agua templada.

Tomar fruta sin pesticidas

El cultivo intensivo prioriza el rendimiento en detrimento de la calidad de los alimentos. Para aumentar el volumen de los cultivos, y también para ganarse la vida, los productores tratan sus cultivos en cuanto las plantas germinan.

Por estas razones, a lo largo de la germinación y del cultivo de las frutas, de las verduras y de los cereales, los productores utilizan diversos tratamientos químicos, como los pesticidas, que llegan directamente a nuestro plato.

Frutas y verduras sin pesticidas

Si os preocupáis por vuestra salud, es conveniente controlar la calidad de la alimentación, y concretamente la de las frutas y verduras. Hoy en día, las frutas y verduras están bien calibradas, son bonitas por fuera y no presentan defectos. Esto es gracias a los productos de tratamiento a las que están sometidas. Son bonitas por fuera, pero cargadas de pesticidas.

Las frutas y verduras con defectos no tienen lugar en los estantes de la gran distribución. Pero esto debería ser al revés, sin embargo se prioriza la mirada frente al sabor.

Todo se cultiva en cantidad y en calibre idéntico. Para vender su cultivo, el agricultor debe respetar imperativamente las condiciones impuestas por los circuitos de distribución. Y todo esto en detrimento de la calidad de nuestra salud.