• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Estamos en una época complicada para buscar un nuevo frente laboral, eso está claro. Esta situación ha hecho que muchas mujeres como nosotras se hayan visto estancadas en un trabajo que poco les motiva y que nada les aporta. Luchar contra la desidia en el trabajo es complicado, sin embargo con un poco de autoayuda podremos combatirla.

La desidia es un sentimiento negativo que surge en el ser humano cuándo se encuentra frente a una situación que le desagrada. En el ámbito laboral, la desidia en el trabajo,  suele aparecer sobretodo cuándo nos piden más de lo que nos dan; cuándo la precariedad en la oficina hace que lo único importante de ir a trabajar sea cobrar la nómina a fin de mes.

Para combatir esta frustración es necesario que exista un poco de motivación.l Motivarnos cuándo algo no nos gusta es complicado, pero no imposible. Para empezar podemos apuntar en una hoja aquellas cosas de nuestro trabajo que no nos gusta y que, poco a poco, podemos cambiar.

También podemos escribir en ella nuestras aspiraciones, si queremos acabar siendo encargadas algún día, es necesario que pensemos en la manera de actuar y comportarnos para adecuarnos al perfil que se busca para ocupar ese puesto de trabajo.

Por otro lado, si tu trabajo no te motiva porqué no tiene nada que ver con lo que siempre has querido hacer, consuélate pensando que esta crisis es pasajera y que dentro de pocos años el panorama laboral te permitirá encontrar un trabajo que te guste más. Este es un trabajo de “supervivencia” y como tal debemos mantenerlo y esperar pacientemente a que las cosas vayan mejor.

Así que ya sabes, si hace tiempo que necesitas a alguien que te dé un empujoncito para salir en la desidia en el trabajo, ahora es el momento que cojas las riendas de tu vida y seas tú misma la que haga ese esfuerzo.

Piensa que eres una chica maravillosa y que por tanto vas a tener un montón de posibilidades en la vida, no te encierres en un agujero negro de soledad e intenta motivarte a la espera de algo mejor.