• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En los tiempos que corren cada vez es más común que en los hogares prácticamente se tengan que hacer cabriolas para llegar a fin de mes. Esto es así porque la crisis ha llegado en todos los espacios de nuestra vida, incluso en el doméstico, de allí a que cada vez con más frecuencia nuestras casas sean casas de low cost.

Una casa de low cost es una casa que está decorada con elementos y objetos económicos. A la contra de lo que muchos puedan pensar, esto no es sinónimo de diseño cutre o mal organizado. Bien al contrario hoy en día podemos tener una cada decorada a bajo precio sin que eso desmerezca nuestro gusto.

casa low costSi bien es cierto que la calidad se paga, hoy en día existen grandes cadenas del hogar que pueden ayudarnos a conseguir cosas económicas llenas de gusto para nuestra casa. Normalmente, ante la cantidad de objetos que podamos encontrarnos de belleza dudosa, es mejor optar por los básicos. Coger conjuntos de platos de un sólo color, puede ser un acierto. De la misma manera, optar por hacer lo mismo con los objetos del baño o de la salita, puede ser una buena opción.

Los estampados pueden ser peligrosos si no se saben como colocar o si pasan de moda, mientras que los colores básicos ya sea azul o verde, bien conjuntados, además de dar vida a nuestra casa, puede ser super elegante.

Además de los grandes centros comerciales dedicados al hogar, también optar por reciclar objetos desechables convirtiéndolos en objetos para el hogar, es una opción. Aprovechar botes de vidrio o plástico como jarrones o cuencos para guardar cosas, también es una buena idea,no solamente barata, sino además, ¡gratis!

Por el resto, para ahorrar en cosas del hogar, debes intentar dar todas sus vidas a los objetos que compras ya que muchas veces optamos por tirarlos antes de haberlos aprovechado del todo sólo porqué no están de moda.

Así que ya sabes, ahorrar no es sólo no gastar dinero, sino ganar en consciencia. Aprende a valorar lo que tienes y disfruta más de las pequeñas cosas ya verás como ganas también en calidad de vida.