• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La celulitis es uno de los problemas estéticos que más afecta a las mujeres de todas las edades. Según las estadísticas más de un 98% la padecen desde la pubertad y no está relacionada de forma directa con la obesidad ya que existen mujeres delgadas que también cargan con este problema.

En realidad la celulitis aparece como consecuencia de un mal funcionamiento del drenaje corporal que es el responsable de provocar que el tejido graso sufra una atrofia y por ello en la zona donde la celulitis se instala se puede ver la famosa “piel de naranja”

Una alimentación deficiente, vida sedentaria, consumo de alcohol, tabaco y la genética son algunos de los factores que influyen en la aparición de esta enemiga difícil de controlar.

Entre las zonas que se ven más afectadas por la celulitis se encuentran los muslos, glúteos, caderas y nalgas, siendo un problema que evoluciona pasando por diferentes etapas, donde en un principio es algo incipiente, luego se transforma en evolutiva y por último llega al estado de avanzada.

Dependiendo entonces en qué estado se encuentra, la celulitis será compacta, edematosa o blanda y su eliminación será difícil.

Sin embargo, existen en la actualidad diversos tratamientos que si bien no logran eliminarla por completo pueden disminuirla y mejorar bastante el aspecto y la calidad de la piel del área afectada.

A pesar que se recomiendan cremas milagrosas estas a la larga no dan resultados eficientes, por ello la única manera de tratarla, sin tener que realizar un tratamiento quirúrgico es la combinación adecuada de ejercicio realizado de forma constante y una dieta equilibrada, además del uso de algunas sustancias que ayudan en el caso de realizarse masajes drenantes.

La alimentación sana es fundamental para mantener controlada la celulitis. Por ello, evitar la sal, cafeína, conservantes y colorantes, así como la ingesta de grasas saturadas y dulces en exceso es fundamental.

Añadir a la dieta alimentos ricos en fibra y ácidos esenciales como el consumo de líquidos naturales hará que el problema disminuya bastante.

A medida que el verano se aproxima aparecen en el mercado nuevos productos que prometen ayudar en la lucha contra la celulitis, desde cremas para hacer masajes hasta sustancias quema-grasas pasando por aceites, geles y parches, todos con el mismo objetivo hacer desaparecer el problema celulítico.

También nuevas tecnologías ofrecen tratamientos como cavitación, criolipólisis, vela Smooth, mesoterapia y carboxiterapia son sólo algunos de los ejemplos de las técnicas que en la actualidad tienen mayor demanda por parte de las mujeres, muchas de ellas por su probada eficacia.

A pesar que la lucha contra la celulitis debe librarse desde varios puntos, es conveniente comprender que de forma aislada ninguno dará resultado exitoso. Será necesario entonces, para tener una piel excelente antes del verano, combinar todos los aspectos y esto se traduce en una dieta equilibrada, ejercicios, vida sana sumada a tratamientos cosméticos y en algunos casos las nuevas tecnologías.

Por ello, para tratar la celulitis de manera eficaz sin llegar a la liposucción existen sólo dos opciones constancia y esfuerzo, siendo ese el único camino a seguir.