• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Es una suerte haber nacido en esta época, seguro que muchas de vosotras compartiréis mi opinión. En la actualidad y en esta cultura, el papel de la mujer dentro y fuera del hogar carece de muchas desigualdades que había en anterioridad respecto a los hombres. El rol de las mujeres en la familia en las últimas décadas ha cambiado, y las diferencias se han hecho invisibles y difuminadas.

El papel de la mujer en la familia ya no es el papel de madre, mujer sufridora que debía satisfacer todas las apetencias del padre, que en su lugar, iba a trabajar para traer dinero a casa. El rol de la mujer en la familia es totalmente diferente. Ahora son ambos los que deben compartir el trabajo en el hogar, la figura de la ama de casa cada vez es menos común y lo es más las familias jóvenes que llevan el cargo de la casa entre ambos.

También entra dentro de la normalidad la figura de la mujer trabajadora. Ahora la mujer, tras desligarse de la figura de ama de casa que debía cumplir con la educación de los pequeños y las necesidades del marido, puede trabajar, y no en puestos puramente pensados para mujeres como puede ser de secretaria o peluquera, si no en puestos de gran responsabilidad como puede ser en mandos ejecutivos o directivos.

El mundo de la mujer en la actualidad es otro bien distinto al que existía en la mujer de hacer sesenta o setenta años. Bastante lejos quedaron las mujeres que ahora podemos ver en Mad Men, la famosa serie de la tele que implanta el modelo de familia americana de tiempos pasados.

El rol de las mujeres en la familia por tanto, se ha renovado y modernizado, por mucho que las pequeñas desigualdades sigan siendo usadas como tópicos en la publicidad y los medios de comunicación, como series o películas. Sin embargo, a la practica, podemos decir que las mujeres hemos ganado una gran lucha que nos hace, ante la ley, prácticamente igual que un hombre.

Así que enhorabuena a todas esas madres y mujeres de la actualidad.