• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

No hace falta ser un entendido en decoración para darse cuenta que en los últimos tiempos hay algo que ha cambiado en las tendencias de diseño de interiores. Mientras que antes los muebles eran rococós y llenos de ornamentación, en la actualidad estos encuentran un espacio distinto, dónde las líneas rectas y la simplicidad son los reyes.

Se ha acabado la frase «cuánto más complejo sea el mobiliario, más gusto». Si bien el estilo victoriano sigue siendo un ejemplo a seguir, en la actualidad la mayoría de familias optan por un estilo mucho más minimista, sencillo y de pocos adornos de más.

minimalismoPara tener cierta idea de lo que indicamos, nada más hace falta darse una vuelta por Ikea, la casa reina en decoración y observar sus gamas más novedosas de mobiliario. Muchos de ellos son muebles muy sencillos, con poca complicación pero de gran pragmatismo, haciéndonos la vida más fácil.

Mientras que antes los muebles de un comedor eran tallados, color madera, con detalles  especiales, ahora no son más que muebles simples, de corte recto, en muchos casos rectangulares cuya regla no deja de ser: cuánto menos mejor.

Existen muchas personas enamoradas por este tipo de mobiliario cómodo y fácil al uso, ya que son mucho más fácil de mantener y no necesitan de tanto tiempo y dedicación como podían necesitar los otros.

Estamos pues ante una tendencia que tiene usuarios fijos y fieles, que decoran prácticamente cualquier resquicio de la casa con muebles normalmente con formas geométricas que tienen, por encima de todo, preferencia en tener un uso fácil y sencillo.

Por lo tanto no nos obcequemos en trivialidades, en muebles que seguramente quedarán obsoletos en pocos años y cuyo valor acabará por ser cada vez menos, y demos una oportunidad al minimalismo, esta corriente que da prioridad al espacio y la luz por encima de todas las otras cualidades de cualquier vivienda, sobretodo en las pequeñas que necesitan alarmantemente este tipo de nueva mirada.

Os invitamos a descubrir el mundo del minimalismo, que, como en al arte, sólo se trata de simplificar las cosas al más mínimo detalle.