• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El aquaspinning una efectiva modalidad de ejercicios, se perfila como una de las grandes opciones para que se puedan ejercitar personas de cualquier edad, sexo o condición física, con un índice muy bajo de riesgo de sufrir lesiones  para quienes lo paractican.

Aquaspinning, significa spinning acuático o ejercicio en una bicicleta fija que se encuentra en el agua de una pileta.

El aquaspinning una efectiva modalidad de ejerciciosAquí debemos resaltar varias características que se engloban en esta práctica, siendo en primer lugar el uso de la bicicleta que por tratarse de una actividad aeróbica, demanda un trabajo cardiovascular intenso.

El hacerlo en el agua hace que al cambiar el medio de suelo por agua, disminuyan sustancialmente los riesgos de lesiones y aumente  la resistencia del medio, potenciando enormemente la intensidad del resultado.

Este tipo de ejercicio, según lo explican los terapeutas acuáticos, requiere de una bicicleta fija, totalmente fabricada en material inoxidable y con sus rulemanes adaptados a la resistencia del agua.

Las bicicletas se introducen dentro de una piscina que debe tener la profundidad necesaria como para que el manubrio quede ligeramente sumergido por debajo de la línea de superficie.

Los períodos de entrenamiento son cortos, pues no duran más de 30 minutos, pero a su vez son muy intensos, como lo es la práctica del spinning tradicional.

En ningún momento del entrenamiento, se deja de pedalear, pero no se observan resoplos muy evidentes y la sensación de placer es  intensa.

Es una actividad muy adecuada para el verano, pues reúne la ejercitación cardiovascular, de la bicicleta, la refrescante sensación de estar en el agua, que contrarresta la gran contracción muscular con la sensación de relax que provoca el medio donde se practica.

Contrariamente a lo que se podría suponer, que este tipo de ejercicio solo estimula las piernas, podemos afirmar que el entrenamiento físico es total, principalmente en zonas difíciles de ejercitar como los de las zonas dorsal y lumbar.

Se recomienda el aquaspinning para ser practicado por cualquier persona que necesite o desee resultados rápidos y efectivos, ya que la respuesta es sorprendente.

La frecuencia aconsejable  es de tres veces semanales, pudiendo alternarse con otros entrenamientos tradicionales como step y pilates, que darán un complemento importante aumentando y propiciando la flexibilidad del cuerpo.