• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Sin morir de hambre, ni ejercicios desmedidos, una dieta de comidas saludables y frescas, la dieta de los crudités para bajar de peso en una semana es una alternativa perfecta ideal para quienes gustan de las frutas y vegetales.

Una nueva opción para bajar de peso en poco tiempo y que ha sido adoptada por celebridades que se han volcado a una vida vegetariana como Paul McCartney, Naomi Campbell y Demi Moore.

Dieta de los crudités para bajar de peso en una semanaEn las sociedades donde la carne en general y todos los productos que derivan de los animales como lácteos y huevos, la dieta de los crudités para bajar de peso en una semana sigue el camino exclusivamente verde, incorporando una gran cantidad de vegetales para adelgazar de forma saludable.

En varios países europeos las verduras frescas son parte de la alimentación diaria como es el caso de Francia donde son comunes los aperitivos hechos de zanahorias, espárragos y apio.

También en Alemania se propone una dieta de las llamadas restrictivas es decir aquellas con las que se logra perder peso de forma rápida y que lleva el nombre de los “crudites” o se los vegetales crudos.

Como su mismo nombre lo indica, se trata de una dieta basada en hortalizas y frutas.

Sin embargo y a pesar que puede también ingerirse huevos o quesos para cubrir la cantidad de proteínas diarias necesarias las verduras serán las protagonistas.

Esta dieta puede hacerse solo por una semana y según muchos de los que la han seguido, dependiendo de cada organismo, aseguran que se pueden perder entre dos y cuatro kilos, teniendo como ventaja adicional un excelente efecto depurativo. Además, por su alto contenido en fibra favorece también la eliminación de toxinas.

Existen algunos trucos para hacerla más atractiva sobre todo en la decoración ya que los frutas y verduras con su gran colorido permiten de excelente presentación.

Las ensaladas pueden prepararse combinando ingredientes frescos y coloridos, como verduras de hojas verdes, remolachas, espinaca, cortando por ejemplo zanahoria y apio en finas tiras, en tanto que los pimientos y tomates se presentarán en rebanadas finas y redondas. Adornar bien el plato hará que la presentación de una simple ensalada se transforme en una receta sabrosa y que dará deseos de probar.

Con los crudités también pueden realizarse bocaditos para comer antes del almuerzo o la cena, frutas y verduras crudas cortadas en trozos pequeños y acompañados con sabrosos aderezos.

Los tentempiés puede hacerse de pimientos rojos, zanahorias, pepinillos, brócoli y acompañarlos con pequeñas tostadas de pan integral.

Pueden prepararse dips (cremas hechas con diferentes ingredientes) como por ejemplo una crema hecha con mayonesa Light y condimentada con mostaza, tomillo, perejil picado, especias o sólo con sal y pimienta.

Ejemplo de un menú:

  • Desayuno
    1 taza de café o té
    1 fruta a elección
  • Almuerzo
    Verduras crudas a gusto y en la cantidad deseada, con sal y limón
    2 rebanadas de pan integral
    2 huevos cocidos
    1 fruta
  • Merienda
    1 taza de café o té
    1 fruta a elección
  • Cena
    1 porción de frutas de estación con una cucharada no muy grande de miel o mermelada frutal dietética

Entre horas puede ingerirse queso bajo en grasas, frutas o vegetales crudos.