• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Cuidar la piel es algo que debemos hacer diariamente y durante todo el año para mantenerla en condiciones óptimas, algo que es posible lograr utilizando tres o cuatro productos y que solo lleva unos minutos por la mañana y por la noche.

Lo más recomendable es evitar adquirir infinidad de productos para la piel ya que en la mayoría de los casos o no los utilizamos bien o no son la alternativa ideal para nuestro tipo de piel y terminamos por utilizarlos unos pocos días algo que supone una pérdida de tiempo y dinero.

Cuidados básicos para todo tipo de pielSumar a los cuidados diarios de la piel un tratamiento especial semanal es perfecto para mantener la piel en buenas condiciones, ya sea a través de una mascarilla o pelling suave para eliminar toxinas y limpiar a fondo los poros.

Rutina diaria para todos los tipos de pieles

Diariamente existe una rutina que debemos realizar para mantener nuestra piel en óptimas condiciones sin importar el tipo de piel es necesario limpiar, nutrir e hidratarla, sin olvidar que la diferencia estará dada por el producto utilizado según sea el caso de tener piel seca, normal o grasa.

  • Limpieza:

La limpieza de la piel del rostro debemos hacerla por la mañana y por la noche ya que esto hacer que los tratamientos posteriores sean realmente efectivos.

Los productos adecuados pueden ser desde un aceite o una leche demaquilladora, de acuerdo al tipo de piel, hasta una crema específica para la limpieza del rostro, que aplicaremos en todo el rostro retirando con un trozo de algodón.

Piel grasa

En el caso de piel grasa será necesario utilizar un producto demaquillante que se elimine con agua, siendo los recomendables los que se presentan en forma de gel o espumas que permiten humedecer la piel, emulsionar con movimientos circulares hasta obtener un poco de espuma y después aclarar con abundante agua. Posterior es conveniente utilizar un tónico de tipo astringente para eliminar el exceso de grasa.

Piel normal o mixta

Si se trata de una piel normal o mixta puede utilizarse gel o crema especial pero con poco contenido de aceite ya que en la zona de la nariz suele acumularse más materia grasa que es necesario eliminar. Ambos tipos de piel permiten utilizar por la mañana un tónico suave o también agua micelar.

Piel seca

Este tipo de piel requiere un cuidado especial y no utilizar productos que necesiten retirarse con agua, por ello lo recomendable es usar una leche limpiadora o aceite específicos para pieles sensibles que son excelentes para eliminar las células muertas sin causar irritación.

  • Hidratación, protección y nutrición

Segundo en la lista de pasos básicos para una piel saludable siempre debe aplicarse la crema especial para contorno de ojos

Piel grasa

No necesita de ninguna crema ya que solo agregaríamos mayor cantidad de grasa, pero podemos aplicar un hidratante en gel o un serum y sobre todo utilizar aquellos productos que tienen algún ácido como el silicio que evita la falta de tonificación y activa la producción de colágeno.

Por la noche no aplicar cremas sino un poco de serum con ácidos frutales alternando con otro serum con activos como el colágeno.

Piel normal o mixta

Este tipo de piel necesita una crema protectora en invierno y cuando comienza el calor usar un producto que incluya en su fórmula filtro solar para evitar las manchas de la piel. Lo importante es siempre evitar la deshidratación que producen la aparición de arrugas.

Piel seca

Como este tipo de piel no genera mucha materia grasa es necesario hacer un aporte extra utilizando una crema de día de textura liviana y por la noche una con un poco más de textura cremosa que ayuda a la regeneración celular.

La crema de día siempre debe ser específica para pieles secas y contener ácido hialurónico que aporta agua, mientras que las de noche pueden ser enriquecidas con algún aceite como el de jojoba o mosqueta.

Con estos consejos básicos lograremos tener una piel limpia y saludable solo es necesario primero conocer bien nuestro tipo de piel y adquirir los productos específicos para cada caso.