• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Llegan las vacaciones y con ella la época más preocupante del año: la de dejar la casa sola durante unas cuantas semanas. Después de todo lo que podemos oír de manera diaria respecto a los robos que hay en la actualidad en las viviendas, es normal que tengamos miedo de qué alguien pueda entrar a robar en nuestro hogar.

Una de las maneras más seguras para asegurarnos de qué nadie entre a robar es, sin lugar a dudas, poner una alarma contra robos en la vivienda. Aunque es una de las fórmulas más seguras, es una fórmula cara y para la mayoría de gente, poco práctica ya que al faltar solamente unas semanas al año, no les sale a cuenta. Sin embargo en los últimos años, estas alarmas han evitado un millar de robos y por tanto son un 90% fiables.

robo vacacionesSi eres de los que no pretenden gastarse la mitad de su suelo en una buena alarma, es mejor entonces que hagas servir los trucos a la vieja usanza. Mucha gente opta por dejar la vivienda a cargo de unos conocidos durante esos días. Una buena opción sería dejarla a  cargo a esa parejita amiga que aún vive en casa de los padres y que puede hacerse  cargo de la casa durante vuestra ausencia (aunque el riesgo a que suceda alguna cosa durante vuestra falta, también debe ser asumible).

Por otra parte, también existen otros pequeños trucos como pueden ser el de no dejar las persianas bajadas del todo ya que tener las persianas bajadas durante más de cinco días puede ser sospechoso para aquellos que estén haciendo un estudio entre las viviendas de tu vecindario. Es mejor dejarlas entreabiertas que no todo lo contrario.

También hay que evitar dejar las cosas de valor en lugares visibles, tenerlas en cajas fuertes o en casa de algún familiar o alguien de confianza, puede ser seguridad de qué las consecuencias de un robo, en caso de producirse, sean mínimas.

Cómo veis, si queréis marcharos de vacaciones tranquilamente sin padecer las consecuencias de un robo inesperado, simplemente debéis seguir nuestros consejos. Sin lugar a dudas, son los mejores.