• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Desde el tiempo de los egipcios hasta nuestros días, el perfume está presente en nuestra vida bajo diferentes formas y para diversos usos. Primeramente estuvo reservado a los dioses, y poco a poco se apropió de nuestros sentidos para no dejarnos desde entonces.

Fabricado con productos naturales, su confección ha derivado en el empleo de ingredientes sintéticos y más costosos. Entonces, ¿por qué no fabricarlos personalmente gracias a los conocimientos de la aromaterapia? Se trata de un agua perfumada, natural y única adaptada a nuestros propios gustos.

La composición

Alcohol desnaturalizado o vodka y aceites esenciales con los principales compuestos de una agua aromatizada hecha en casa. El preparado debe contener de 5 a 10% de aceites esenciales para que podamos llamarla agua aromatizada, y de 8 a 15% para que se pueda llamar agua perfumada. En cuanto al agua de colonia, debe contener de 3 a 5% de aceites esenciales. A partir de aquí todo lo demás es cosa nuestra.

Fabricación de una agua aromatizada a base de flores

. 1 cucharada de glicerina vegetal,

. 100 ml de alcohol desnaturalizado o de vodka,

. 50 ml de agua mineral o de esencia de azahar,

. la ralladura de un limón bio,

. algunas hojas de tomate o una rama de apio,

. 3 ml de aceite esencial de palo de rosa,

. 1 ml aceite esencial de estragón,

. 2 ml de aceite esencial de pomelo,

. 1 ml de aceite esencial de lavanda,

. 2 ml de aceite esencial de vetiver,

. ½ cc de polvo de lirio para fijar los perfumes (opcional).

Preparación:

Poner la mezcla en un frasco opaco. Dejadlo reposar durante una semana. Durante este tiempo podéis corregir la mezcla si es necesario. Añadir una gota de palo de rosa o de otro aceite esencial. Añadid la maceración de alcohol y el polvo de lirio. Agitad el frasco y dejadlo en un lugar sombrío durante tres semanas más.

Con el fin de clarificar este concentrado y de que las impurezas se precipiten, colocad la botella durante toda una noche en el congelador. Filtrad y poned el producto obtenido en un frasco más elegante. ¡Ya tenéis vuestro propio perfume personal casero!