• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La aplicación de la barra de labios es menos sencillo de lo que se piensa. Existen trucos que se pueden utilizar para que el resultado dure durante todo el día. Descubramos cómo aplicar correctamente la barra de labios con todas sus reglas.

Antes de la aplicación de la barra de labios, conviene tomarse algunos minutos para su preparación. De esta forma se puede optimizar un maquillaje total del rostro.

Primeramente, se debe realizar una exfoliación suave, utilizando un producto especialmente concebido para la exfoliación de los labios. En todo caso, se puede usar el exfoliante que normalmente utilizáis para la cara.

MaquillajeOtro gesto de belleza sencillo para limpiar eficazmente los labios: frotarlos con suavidad con la ayuda de un trozo de algodón empapado en agua caliente. Y para una boca lisa y pulposa, se puede utilizar un bálsamo hidratante.

La técnica de aplicación

La barra de labios mal aplicada puede estropear todo el maquillaje. Y sobretodo, evitad poner carmín sobre los dientes.

Para que la aplicación sea un éxito, comenzar por dibujar el contorno de la boca con ayuda de un lápiz para el contorno de los labios, y que sea del mismo tono que el resto del maquillaje, o de un color más claro.

La etapa siguiente consiste en rellenar los labios. Se puede utilizar un pincel con el que poder extender el carmín, partiendo del centro hacia el exterior y de arriba hacia abajo. Una vez que la boca está «coloreada» se puede aplicar un último toque a base de golpecitos, con el fin de crear un efecto mate. Después, se pellizca con un secante, con el fin de extender bien el maquillaje y eliminar todo lo sobrante.

Para prolongar el color durante todo el día, se puede aplicar un fijador para labios. También se puede extender una capa de crema base o de polvo para que el maquillaje se mantenga durante más tiempo. La aplicación deberá realizarse antes de dibujar el contorno de los labios con ayuda de un lápiz específico.