• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La naturaleza es fantástica, pero a veces sus resultados no terminan de gustarnos. En efecto, ¿quién no ha tenido ganas alguna vez de cambiar algo de sí misma, su nariz, su boca, su pelo, su figura…? Y la lista puede ser bastante larga. Una cosa suele ser bastante recurrente: la altura. Así es, a parte de las curvas que son un tema frecuente, la altura es un punto verdaderamente sensible en algunas mujeres, que tan sólo tienen un sueño, ser más altas como lo son las modelos de la sociedad actual, y la ropa puede ayudar.

Evidentemente, hace falta gente para todo, y de todas formas, como dice el adagio, la esencia se vende en frascos pequeños.

Fuera de bromas, la altura puede ser un serio problema de complejo en algunas mujeres, así pues veamos algunos consejos para explotar al máximo los centímetros, y parecer más alta.

La consigna número uno consiste en usar y abusar de los tacones. Los tacones son una auténtica alternativa para las mujeres demasiado pequeñas. Cinco, diez, e incluso quince centímetros, todo es cuestión de gusto y de saber caminar con tacones. Con unos buenos tacones, los centímetros son concretos y permiten adaptarse a una silueta mucho más estilizada. De hecho, incluso las mujeres grandes se los ponen, para lucir mejor, así pues ¿por qué deberían privarse las mujeres pequeñas?

Mujeres con ropa de modaHoy en día, las marcas son tan diversificadas como ropa hay disponible, y las pequeñas alturas también tienen derecho a un gran panel de elementos de moda, que permite sublimar la altura.

Antes de nada, conviene saber que se debe evitar la ropa larga… Los vestidos tipo hippie chic, que llegan hasta el suelo, las faldas largas bohemias, a pesar de ser bonitas y de tendencia, no ayudan a estilizar la figura. Lo ideal es decantarse por vestido cortos, ligeros y faldas en forma de trapecio, justo por encima de las rodillas, o incluso más cortas. Se trata de mostrar las piernas y presentar una silueta más estilizada.

En cuanto a los pantalones, lo ideal son los de corte rectos, e incluso slims para las más delgadas. Un pantalón realzado de rayas finas verticales alarga forzosamente el tamaño. Por el contrario, las listas horizontales dan una impresión contraria.

Tampoco se debe probar la ropa demasiado ancha. Es necesario absolutamente utilizar un dressing que se adapte bien al cuerpo, con el fin de optimizar al máximo el factor alargamiento.

En cuanto a los estampados, los mejores son los más discretos, el volumen no se aconseja, o si acaso a nivel del pecho para atraer la mirada hacia arriba.

Los complementos, cuanto más pequeños, mejor. Los bolsos XXL, por ejemplo, hay que dejarlos de lado, para evitar dejarse eclipsar por el it-bag.

El toque final está en el pelo… Y es que la moda forma un todo con la belleza. En efecto, para coronar el nuevo estilo más estilizado, se debe favorecer el peinado alto, como los moños y las colas de caballo. Y para los cortes tipo garçon, se debe poner el acento en los adornos capilares, así como en unos bonitos pendientes, para que la mirada se centra en la parte superior del cuerpo.