• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Consagrando un poco de tiempo, de esfuerzo y conocimientos, se pueden crear joyas con todo tipo de abalorios y materiales. Se puede utilizar este saber hacer para lanzar vuestra propia colección o simplemente para crear collares, anillos, pulseras, pendientes que luego podéis llevar puestos en función de la ocasión.

Encontrar ideas

Con el fin de crear vuestras propias joyas, lo primero de todo es encontrar vuestras propias ideas. Esta etapa ayuda a saber qué aspectos de la creación de las joyas son las más importantes para vosotras y que mejor se adaptan a vuestras ideas y deseos. Podéis empezar observando las joyas que habéis comprado o que os han regalado. Se pueden recrear algunas o inspiraros para futuras creaciones.

Observar vuestras propias joyas os permite saber si necesitáis completar vuestra colección de bisutería. Podéis ver lo que os falta, por ejemplo elementos que podéis utilizar todos los días, o piezas más sofisticadas que necesitáis para terminar de completar vuestra colección de complementos.

Abalorios

También podéis daros una vuelta por las tiendas. Se trata de acudir a joyerías que encontramos en los grandes almacenes donde venden todo tipo de marcas de joyas y de bisutería diferentes. Es posible que aquí podáis encontrar nuevas ideas, estando siempre a la última en cuestión de tendencia y moda.

Una posibilidad interesante es pedirle a vuestras amigas que os muestren sus propias joyas, y ver también lo que se ofrece en Internet, o lo que llevan vuestras estrellas preferidas. Los abalorios online no dejan de ser una buena alternativa. Se trata de saber realmente qué es lo que os gusta, y qué es lo que os gustaría tener para poderlo crear por vosotras mismas.

Las materias primas y abalorios

Una vez que ya tenéis una idea clara de aquello que queréis crear, viene el momento de escoger las materias primas y abalorios que deseáis utilizar. La elección se debe hacer según tres criterios: vuestros gustos, la posibilidad de los materiales, y vuestras necesidades.

Los metales se utilizan de formas diferentes: hilo, cadenas y anillos para unir diferentes abalorios de la joya, etcétera. La elección del metal depende, por una parte, del uso que vais a hacer, y de otra parte, de vuestros gustos personales. Por ejemplo, cuando deseáis doblar un hilo de metal o crear anillos, es preferible escoger un metal flexible. Sin embargo, que se trate de oro, de cobre o de cualquier otro metal, esto depende completamente de vuestros gustos y deseos.

Abalorios

Si queréis crear colgantes o anillos, se pueden utilizar piedras y gemas. La elección depende esencialmente de vuestros gustos, pero conviene saber que algunas piedras son mucho más caras que otras. Sin embargo, existe la posibilidad de utilizarlas de síntesis, que son mucho menos caras. En cuanto a los colores, se trata de combinarlas con el color de los ojos o de la ropa que se lleva, porque esto permite a las joyas combinarse bien a la hora de lucirlas.

También se pueden utilizar otros materiales en función del resultado que se desee obtener. En Chic&Click encontramos miles de ideas que os serán de gran utilidad. Si pensáis que el metal y las piedras son demasiado clásicos, podéis utilizar otras alternativas en cuanto a abalorios se refiere, como son piezas de madera, de resina, de plástico, la cuerda o incluso materiales menos comunes.

Un primer esbozo

Se trata de hacer un primer esbozo de las futuras creaciones. Antes de comenzar a fabricar las joyas, conviene hacer algunas pruebas para afinar mejor las ideas, y luego dibujar el modelo final. Esto permite darse cuenta de las proporciones y del tamaño que tendrá cada abalorio. Esto permite evitar el gasto inútil de dinero y de material.

Los dibujos se realizan sobre papel milimetrado con el fin de alinear correctamente los elementos, y tener una idea precisa de las diferentes dimensiones y de los diferentes elementos. También se pueden utilizar otros instrumentos como reglas, papel para calcar, porque todo ello tiene una finalidad: perfeccionar la concepción de la joya que se quiere crear.