• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todas sabemos que con los años, el pecho se va cayendo y pierde su forma juvenil. Sin embargo, existe una alternativa para ralentizar este proceso y mantener un pecho más turgente. Para ello, es importante reafirmarlo y tonificarlo con ayuda de algunos ejercicios.

Se trata de una serie de ejercicios que pretenden reforzar los músculo para un correcto mantenimiento del pecho. Se trata pues de ejercicios fáciles que se pueden realizar en casa.

Primeramente, se refuerza el pecho tumbándose sobre el vientre y levantando suavemente el busto, las manos y las puntas de los pies nos servirán de apoyo. Se mantiene esta postura durante varios segundos antes de recuperarse y se repite unas veinte veces. Después, se encadena con una serie de estiramientos.

Cuidados-pielEsta vez, nos situamos sobre la espalda, con las piernas plegadas. Se extienden al máximo los brazos hacia atrás de forma a poder sentir un tirón en el pecho. Lo ideal es utilizar un balón medicinal de 1 kg para procurar un estiramiento máximo y repetir este movimiento unas veinte veces.

El cuidado del pecho

Para tener un pecho más seductor, no hay más camino que mantenerlos firmes. De ahí la necesidad de elegir un correcto sujetador. También se puede reforzar el mantenimiento del pecho utilizando unos cuidados específicos para tratar la turgencia de los pechos.

Una aplicación de 2 a 3 veces a la semana es suficiente para mantener los pechos firmes y tonificados. Además, se aconseja evitar ciertos factores que no les son propicios, como los baños demasiado calientes o una exposición prolongada al sol.

La postura es muy importante para mantener un pecho bien firme. Que estéis sentadas o de pie, conviene siempre tener la columna vertebral bien derecha. Otro truco, se pueden cerrar los tejidos rociando con agua fría el pecho todas las mañanas debajo de la ducha. Realmente, por muy sencillo que parezca, se trata de un método bastante eficaz.