• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Un vestido corto retro, es algo así como la garantía para un look impecables. Luego queda completarlo con accesorios que mejor le vayan. Zapatos, bolsos, joyas, veamos todos los trucos para realzar al máximo un vestido corto muy femenino.

La tendencia marca la pauta, esta temporada de entretiempo el acento se pone en el vestido corto retro. Práctico y bonito, permite vestirse en un pestañeo. Por eso, en cuanto a la cuestión de los complementos, la gama es bastante amplia: ¿con qué zapatos combinar el vestido? ¿Qué bolso es el más adecuado? ¿Debo ponerme joyas? No hay que temer, vamos a responder a todas estas preguntas y dudas con unos consejos fáciles de seguir.

Los zapatos

Se trata del complemento preferido de las mujeres, los zapatos permiten acentuar o romper el estilo de ese vestido corto retro. Por ejemplo, si se lleva para ir al trabajo, lo ideal es priorizar los escarpines de tacón alto, o unos salomés abiertos para un look algo más retro. Las amantes de los zapatos planos pueden decantarse por unos derbies de piel para marcar mejor ese estilo masculino-femenino, o descaradamente, inclinarse por unas bailarinas negras flexibles, si la morfología lo permite. Finalmente, para el fin de semana o para una velada, lo ideal es divertirse al máximo llevando unos botines de motorista, o unas botas de caña alta usadas. El look Saint Laurent está garantizado.

El bolso

Más que un medio para transportar todas las cosas, el bolso de mano también es un buen medio para realzar el look. Con un vestido, existen dos posibilidades. Primera opción: llevar un bolso de mano básico, de piel rígida, en colores sobrios como el negro, el marrón o el burdeos, para un look más bien Vestido azulchic. Segunda opción: el bolso mini, ya que es práctico para llevar lo estrictamente necesario, especialmente al salir de noche. En todos los casos, se deben evitar los bolsos en bandolera, demasiado casual para acompañar un vestido de forma correcta.

Las joyas

Un look nunca está completo sin las joyas. Sin embargo, una regla se impone: cuanto más elaborado es el vestido, menos joyas se deben llevar. Por ejemplo, si se trata de un simple vestido de un solo color, conviene complementarlo con un collar, unos gemelos o unos pendientes de gran tamaño (pero no los tres a la vez). A la inversa, si el vestido es estampado, basta con complementarlo con unas perlas de pendientes, o una cadena discreta en el cuello. Al final. Todo es cuestión de proporción.

Llevar un vestido corto de tipo retro, es una opción ideal para mujeres modernas que quieren realzar su figura, a través de una prenda sexy y muy femenina. En cualquier caso, los complementos son la clave para adornar y destacar mucho más un look que no todas se atreven a llevar. Conviene elegir los accesorios con cuidado, y nunca caer en el error de ir demasiado sobrecargadas.