• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Esta etapa está marcada por la elaboración del proyecto terapéutico y la preparación psicológica, moral y sanitaria de los pacientes. A partir de las consultas previas, los deseos de las personas afectadas se someten al cirujano que fija finalmente lo que podrá realizarse, teniendo en cuenta la morfología de la mujer, pero también las técnicas utilizadas.

A lo largo de estos períodos precedentes a la operación, la paciente tomará conciencia de sus ventajas, inconvenientes y límites de la cirugía del pecho. Esto permitirá reforzar la predisposición moral y psicológica de la paciente.

Por otro lado, los preparativos preoperatorios deben incluir el examen de salud de la paciente cuyos resultados serán previstos a lo más tardar en las 48 horas anteriores al día de la operación. También, como en toda intervención quirúrgica, estas deben abstenerse de tomar analgésicos, durante los 15 días anteriores a la operación. La elección de la anestesia, local o general, dependerá de la complejidad de las operaciones y de las técnicas utilizadas.

Intervención con anestesia local

Las intervenciones menores pueden ser practicadas bajo anestesia local simple o profunda. La cirugía estética del pecho practicada con anestesia local concierne generalmente a las correcciones de pequeñas imperfecciones a nivel de la aureola o del pezón. Estas pueden fijarse en problemas de asimetría, de formas umbilicales de un pezón, por ejemplo.

Cirugía-estéticaLa cirugía estética del pecho con anestesia local se realiza en ambulatorio, es decir que la paciente puede irse a casa tras varias horas de vigilancia. Esta intervención en ambulatorio tiene la ventaja de permitir a las pacientes retomar rápidamente sus actividades cotidianas, generalmente después de 48 horas de reposo.

Intervención con anestesia general

La cirugía estética del pecho se realiza generalmente con anestesia general. En efecto, esta operación requiere la mayoría de las veces unas intervenciones minuciosas y aplicadas en diferentes partes del cuerpo. Por esta razón, la cirugía estética del pecho requiere una hospitalización de 48 horas de media. Según las técnicas utilizadas, la intervención puede afectar o no a diferentes partes del cuerpo.

A pesar de que cada cirujano tiene su propia técnica, los principios quirúrgicos normalmente adoptados se centran en la localización previa y precisa de las zonas de extracción, de acogida y de intervención. En función de la complejidad y de las eventuales complicaciones, la duración de la operación varía de una hora a cuatro horas.

El postoperatorio

Los senos están protegidos por vendas que contribuyen a remodelar la forma deseada. Tras la operación, la paciente se mantiene bajo vigilancia durante algunas horas o un día entero. En función de que la cirugía haya necesitado anestesia local o general.

Las pacientes no podrán volver a casa antes de que su estado de salud se lo permita. El respeto estricto de las recomendaciones del cirujano es imperativo para garantizar un restablecimiento rápido de la paciente.