• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En la actualidad es posible hallar cientos de dietas que se adaptan a las necesidades particulares de cada persona. Existen las tradicionales y también las más nuevas.

Dentro de las tradicionales la Dieta de la Luna es un régimen para bajar de peso que permite perder varios kilos de acuerdo a las fases de la luna. Veamos en que consiste esta dieta tan famosa:

Diseñada por Rolando Ricci,el criterio se basa en la influencia que puede ejercer la luna sobre nuestro cuerpo. Según su creador esto se debe a que nuestro organismo está constituido en un 70% de agua y la luna actúa sobre este elemento.

La dieta de la luna tiene dos partes o etapas de 26 horas cada una.

  • La primera etapa: Es la que coincide con la luna nueva y la llena. En ellas se realiza ayuno y es durante este período que se baja la mayor cantidad de kilos.
  • La Segunda etapa: Se produce durante las fases de cuarto menguante y cuarto creciente, en ellas cuales se realiza un medio ayuno, ingiriendo sólo algunos alimentos seleccionador. Se pierden menos peso.

Resumiendo,  en la dieta de la luna se realizan dos días de ayuno completo durante las fases de luna nueva y luna llena y medio ayuno durante dos días en las fases de cuarto menguante y cuarto creciente.

El resto de los días se hace una dieta baja en calorías pero equilibrada.

Además, de adelgazar esta dieta permite que el organismo se depure ayudando a eliminar toxinas.

  • Fases de luna llena y luna nueva: Se realizan 26 horas de ayuno
  • Fases de cuarto menguante y cuarto creciente: Se realizan 26 horas de medio ayuno.

Durante la etapa en la que se debe hacer un medio ayuno debe limitarse la ingesta de alimentos, este es un menú que puede servir de ejemplo:

  • Desayuno
    1 Yogur desnatado
    1 fruta fresca (manzana, kiwi, naranja, toronja, piña, melón, arándanos).
  • Media Mañana
    1 Porción de gelatina con frutas
  • Almuerzo
    1 Taza de caldo de verduras dietético
    Media porción de ensalada de verduras frescas (lechuga, tomate, espárragos, alcaucil, apio, pepino, zanahoria)
    Puré de calabaza
  • Merienda
    1 Yogur desnatado
    1 Fruta fresca
  • Media Tarde
    1 Porción de gelatina con frutas
  • Cena
    1 Taza de caldo de verduras dietético
    Media porción de ensalada de verduras frescas (lechuga, tomate, espárragos, alcaucil, apio, pepino, zanahoria)

El resto de los días cuando no se está realizando ayuno o medio ayuno se hará una dieta equilibrada y baja en calorías, tendiendo en cuenta los siguientes alimentos:

  • Lácteos: Leche, yogur y quesos: Desnatados, 1 porción diaria.
  • Carnes: Pescado, pollo sin piel. 200 grs. Se deben preparar a la plancha, parrilla, horno o hervido.
  • Verduras: Frescas, cocidas a la plancha, hervidas, al vapor o al horno.Para aderezar puede utilizarse aceite de oliva, limón, vinagre.
  • Cereales: Arroz y pastas integrales. Siempre porciones pequeñas y durante el almuerzo, 2 tostadas de pan integral por día. No pueden consumirse galletas.
  • Infusiones: Todas.
  • Agua: Se debe consumir 2 litros de agua por día.

Esta dieta si se sigue como está diseñada permite perder una buena cantidad de kilos, sin embargo, siempre es aconsejable antes de comenzarla consultar al médico.