• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Sus enormes beneficios para prevenir y combatir las arrugas, del aceite de onagra y de borraja se deben a su alto contenido en ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos esenciales son substancias necesarias para el buen funcionamiento del organismo, de ahí el calificativo de «esenciales», reagrupados en 3 tipos: ácidos linoleicos, ácidos oleicos, y los gama-linolénicos.

Estos últimos se encuentran en grandes cantidades en los dos aceites y les confieren concretamente unas virtudes antienvejecimiento.

El aceite de borraja contiene mayor cantidad de ácidos gama-linolénicos, lo que les da un uso más preciso para combatir el envejecimiento. Su acción contra el envejecimiento cutáneo se basa en las vitaminas E y C que contiene.

Cuidados-pielEn aplicación externa, el aceite de borraja facilita los intercambios celulares y actúa contra los efectos de radicales libres, primeros responsables del envejecimiento. En cuanto al aceite de onagra, además de sus propiedades regeneradoras, sus capacidades hidratantes hacen de él un excelente cuidado para mantener la elasticidad de las pieles jóvenes.

Dos aceites para combatir las arrugas

En resumen, en cuanto que es un cuidado antiarrugas por excelencia, el aceite de borraja es ideal para las epidermis que han perdido el tono o la elasticidad. Su acción antiarrugas tendrá por efecto borrar las arrugas y ofrece una nueva juventud a la piel.

Asociado con el aceite de onagra permite combatir los efectos antiarrugas y optimizar la hidratación de la piel. También puede ir asociada al aceite de almendra dulce, para pieles secas.

El aceite de onagra es ideal como cuidado preventivo de las arrugas. Estimulando la circulación sanguínea, regulando la hidratación de la piel y revitalizando las células, retarde la formación de arrugas y preserva la juventud y el tono vital de la piel.

Su alto contenido en vitamina E y F lo hace muy eficaz para combatir las arrugas en sinergia con el aceite de borraja. Estos dos aceites se presentan en cápsulas. Finalmente, para mayor eficacia, se puede combinar una cura por vía oral con cuidados externos.