• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Si como propósito para este nuevo año que comienza está en tus planes mejorar la figura y estar en forma, nada mejor que incluir en tu entrenamiento físico una rutina de abdominales que incluya toda la zona de músculos del tronco.

Existen numerosos ejercicios funcionales que puedes incluir en tu rutina de Fitness con Lidl y que no solo te ayudarán a mejorar la figura y estar en forma sino también a eliminar zonas con flacidez debido a diferentes motivos como haber bajado de peso de manera importante.

rutina de abdominalesAsí por ejemplo, dentro de los ejercicios abdominales existen variaciones como las planchas que ayudan a poner en marcha numerosos músculos mejorando también el control postural, dando como resultado una cintura con mayor tono muscular.

Recuerda que una de las zonas que más grasa suele acumular en nuestra figura es precisamente la abdominal, sumándose la falta de tonicidad y fuerza, factores que provocan un estética que no es la que deseamos.

Si bien los abdominales son excelentes para trabajar esta zona y tonificarla, recuerda que si tu problema es la grasa acumulada en esta zona la dieta cumplirá siempre un papel importante.

Prepárate entonces para comenzar con un entrenamiento efectivo para mejorar tu figura y estar en forma, algo que puedes hacer en un gimnasio o también en casa, aprovechando que en sitios como Lidl encontrarás grandes ofertas para tener el gimnasio en casa incluyendo la vestimenta apropiada que además siempre representa un incentivo extra para nosotras las mujeres.

Ejercicios para reducir el abdomen y marcar cintura

Con los ejercicios que detallamos a continuación además de reducir la zona del abdomen, tonificarla y marcar la cintura, también mejorarás tu postura y lograrás combatir los dolores de espalda.

Una postura adecuada para realizar los abdominales es fundamental, por ello siempre busca una superficie cómoda para hacerlos como una colchoneta y ten en cuenta que debes cuidar la zona de la espalda guardando la curvatura natural, además del cuello que estará relajado, los brazos posicionando las manos por detrás de tu cabeza y los pies que deben estar apoyados en el suelo evitando elevar los talones.

  • Primer ejercicio:

Con este ejercicio reducirás la zona del abdomen fortaleciendo esta zona muscular y para comenzar debes recostarte en el suelo, apoyar las manos a los costados y detrás de la cabeza. Una vez en esta posición deberás contraer los músculos abdominales hasta sentir esa zona bien tensa. Eleva la cabeza separando la espalda del suelo y centrando el esfuerzo en la zona abdominal.

Evitando movimientos bruscos hazlos pausados en cada repetición. Comienza con una serie de seis repeticiones y aumenta gradualmente dos por semana hasta llegar a las quince repeticiones.

  • Segundo ejercicio:

Este es un ejercicio de abdominales con brazos cruzados y la posición inicial es igual a la del primer ejercicio pero con la diferencia de que los brazos estarán flexionados y cruzados contra el pecho, recargando las manos contra los hombros.

Esta posición obliga a los músculos abdominales a trabajar con mayor intensidad, pero debes cuidar no tensar el cuello al hacer la flexión. La serie y repeticiones es igual al ejercicio anterior.

  • Tercer ejercicio:

Se trata de abdominales inferiores que ayudan a reducir el abdomen y tonificar esa zona muscular. Comienza recostada boca arriba en una superficie cómoda y recargando los brazos a los lados de tu cuerpo.

Una vez en esta posición, cruza las piernas flexionadas impulsándolas hacia ti, elevando las piernas y llevando las rodillas hacia el pecho, concentrando siempre el esfuerzo en la zona del abdomen, evitando que el cuello se encuentre tenso.

Puedes empezar con una serie de cuatro repeticiones y aumentar gradualmente dos por semana hasta llegar a las doce repeticiones.

  • Cuarto ejercicio:

Dentro del plan incluye este ejercicio para trabajar tus oblicuos y para ello recuéstate sobre una superficie cómoda, flexiona las piernas y eleva la izquierda sobre la rodilla derecha, llevando las manos a los costados de la cabeza.

En esta posición inclina el cuerpo hacia la derecha y dirige el hombro hacia la rodilla derecha, relajando al descender. Realiza dos series de ocho repeticiones por cada lado.

Realizando  estos ejercicios conseguirás también un cambio rápido en la postura, mejorando el tono de la zona muscular abdominal profunda, entonces prepárate para mejorar tu figura y estar en forma, después de todo en la estética está la clave de un cuerpo perfecto.