• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una de las cosas que pueden crearnos más problemas físicos en la oficina es la manera en la que nos sentemos y el estado del asiento. De hecho, la postura al sentarte en la oficina es una de las cosas que debes vigilar y cuidar con más mimo, ya que sólo teniendo cura, podremos evitar futuras lesiones.

Las mujeres hoy pasamos mucho tiempo sentadas y esto es algo perjudicial para la salud. Si ya de por si, el estar sentada más de ocho horas al día puede traernos problemas tales cómo aumento de peso, entumecimiento o problemas mentales, la postura al sentarte puede hacer que tengas graves problemas con tu columna vertebral y tu espalda.

¿Cuál es la postura ideal a la hora de sentarte? Para tener una postura ideal al sentarte es necesario que sigas los consejos siguientes:

  • Espalda recta
  • Codos pegados al cuerpo
  • Los antebrazos, muñecas y manos en línea.
  • La cabeza y el cuello tienen que estar en posición recta
  • Pies pegados al suelo o con un reposapiés
  • Borde superior del ordenador al nivel de los ojos o por debajo.

Aunque las explicaciones puedan parecer algo complejas, lo cierto es que es bastante sencillo, prueben a hacerlo y verán como tu calidad física mejora.

No obstante, no todo tiene que ver con la postura, de hecho muchas veces la mala postura es algo a lo que nos lleva una silla de mala calidad, no adecuada para pasarnos tantas horas frente a un ordenador.  Lo más recomendable es una silla ergonómica, para que se adapten a nuestras propias necesidades. Las características de una silla adecuada para estar sentados muchas horas son las siguientes:

  • Asiento amplio.
  • Respaldo ajustable en altura, fijeza e inclinación.
  • Descansabrazos (recomendable)
  • La base, con 5 puntos de apoyo, con ruedas para su fácil movilidad.

Cómo puedes la postura al sentarte es fácil de modificar con  una buena posición y una silla adecuada para poder llevarla a cabo. Actualmente las empresas están obligadas a tener este tipo de sillas, para no perjudicar la salud de sus trabajadores, por lo que si tu silla no es adecuada, solicita que te la cambien. Tu salud está por encima de todo.