• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En el mes de mayo, se celebra el mes de las Comuniones, y los niños ponen muchas expectativas en ese día. En Efe Blog, te damos las claves para organizar la Primera Comunión de tu hijo:

1. En primer lugar, recuerda que lo importante en una Comunión es su valor espiritual y moral.

Tips para organizar la Primera Comunión de tu hijo2. No dejes que una Comunión desborde tu presupuesto y tu sueldo. Es importante que celebres este día en base a tus posibilidades reales.

Por tanto, marca un presupuesto de cuánto quieres gastar. Incluso teniendo recursos económicos para celebrar una gran fiesta, es mejor elegir la sencillez como base de un evento familiar.

3. Haz partícipe a tu hijo de algunos de los preparativos para que disfrute mucho más en el proceso. Sin embargo, recuerda que la última palabra la tienes tú. Por ejemplo, al ir a comprar el vestido de Comunión, puedes darle a elegir entre varios modelos que se ajusten al presupuesto que has marcado.

4. A la hora de elegir la ropa para la Comunión, no te decantes por la primera opción. Es bueno comparar precios, mirar en diferentes tiendas. Incluso, no descartes la posibilidad de que tu hijo pueda llevar la misma ropa que otro miembro de tu familia.

Lo único que el niño no puede repetir es calzado porque cada pie es diferente y tiene su forma concreta.

5. En relación con el número de invitados, es importante que en una Comunión, estén simplemente, quienes tienen que estar. Los familiares cercanos y los seres queridos. Una Comunión no es una boda, si tienes algún compromiso puntual con alguna persona, puedes invitarle a merendar un día en casa.

6. Puedes evitar hacer recordatorios si tú mismo haces las invitaciones de Comunión a través de internet. Por ejemplo, puedes elaborar un powerpoint con fotos del niño.

7. No gastes dinero en contratar a un fotógrafo: seguro que alguien de la familia puede hacerse cargo de inmortalizar el momento.

8. Busca un restaurante para el banquete que esté cerca de la iglesia para evitar la necesidad de ir en coche.