• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día estamos tan acostumbrados a vivir rápido que olvidamos por completo la importancia de llevar una vida sana. Eso es así porque el modo de vida contemporáneo da tanta importancia a cosas que no las tiene que olvida por completo que cosas como una dieta equilibrada, son imprescindibles.

La dieta mediterránea que podeos presumir de tener como tradición los españoles es un ejemplo a seguir en lo que se refiere una dieta equilibrada. Sin embrago, en la actualidad, el ir tirando de la comida precocinada o los restaurantes de comida rápida ha hecho que empecemos a abusar de la carne y los pescados, olvidando las propiedades necesarias de las frutas y las verduras.

sigue una dieta equilibradaEste tipo de problema afecta a todo tipo de personas,  y sobretodo a las familias al completo, Muchas veces padres y niños padecen los mismos desequilibras alimentarios, ya sea por la falta de unos alimentos o la excedencia de otros, produciendo así el temido sobrepeso o incluso la peligrosa obesidad.

Además de la dieta mediterránea en la que se debe comer de todo pero a su medida, para una buena dieta equilibrada es necesario tener mucho cuidado con los alimentos de gran aporte calórico que suelen ser los fritos y la bollería prefabricada, mucho más peligrosa que la que podemos comprar en una pastelería.

También cambiar la leche entera por semidesnatada o la sacarina, por el azúcar, puede ayudarnos a reducir un poco la cantidad de calorías consumidas y por tanto evitar que empecemos a subir peso.

Además de esta dieta equilibrada debemos intentar tener una vida saludable. Con vida saludable nos referimos a que se haga deporte en su justa medida; salir a correr tres días a la semana es una grandísima idea. Dejar el coche e ir andado a todos sitios  o salir con la familia a hacer excursiones la montaña puede ir genial para no oxidarnos y sentirnos todos más  livianos.

Aunque una familia es mucho trabajo,  es necesario ser conscientes de la importancia de una buena alimentación en los niños para su posterior evolución en el futuro. Una dieta equilibrada es realmente imprescindible.