• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El trabajo en la oficina debe seguir un protocolo de actuación que todas nosotras debemos llevar a cabo con rigurosidad para poder crear una relación de confiana con nuestros superiores, este protocolo está formado por 5 puntos básicos:

1- Ser una persona educada:  una de las cosa que mejoran el ambiente laboral es el ser agradable y educado. saludar a los compañeros y al jefe una vez se llega a la oficina es una máxima que deberíamos cumplir a rajatabla. Una persona que no saluda ni es educado con sus compañeros de trabajo tiene muchas menos posibilidades de seguir trabajando en la empresa que alguien que se molesta en saludar a los demás y ser una persona educada.

oficina2- Avisar consultas médicas con tiempo de antelación: todas necesitamos ir al médico unas cuántas veces al año. Avisar con tiempo de antelación de estas visitas médicas pueden ayudar a resolver tu falta en la oficina con tranquilidad y sencillez mientras que avisar con tiempo justo o no avisar, puede crear un prejuicio.  Lo mismo ocurre con bodas o otras fechas señaladas, intenta ser un poco considerado y avisa con tiempo de sobras, ¡ya verás como te lo agradecen!

3- Evitar problemas personales con otros compañeros: aunque es imposible llevarnos bien con todos, es necesario mantener cordialidad con todo el mundo, por ello es necesario evitar de cualquier manera enfados con los demás compañeros. Piensa que no es necesario que te conviertas en amiga de todos, simplemente estamos hablando de una relación de respeto para que el ambiente en el trabajo sea, ante todo, positivo.

4-Avisar ante posibles problemas en la oficina: muchas veces nuestros jefes están tan preocupados en resolver un problema, que no se fijan en esas pequeñas cosas que suceden en la oficina y que pueden crearnos dificultades, como puede ser el hecho de que la pata de tu mesa esté rota o la silla te cree problemas en la espalda. Es necesario explicar estos problemas para que el trabajo sea agradable.

5-La eficiencia por encima de todo. Con ello queremos decir que aunque el trabajo es importante, los descansos también lo son. Intenta ser equilibrada en ambas cosas y ya verás como tu rendimiento mejora.