• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El cabello tiene diferentes colores, rubio, castaño, pelirrojo, moreno. Cuando nos maquillamos, también debemos tener en cuenta el color del pelo. Veamos algunos consejos para saber qué maquillaje es el que mejor se adapta al color de nuestro cabello.

El maquillaje para un pelo rubio

El maquillaje con el pelo rubio se basa en colores suaves o pastel. En efecto, si la finalidad es la de completar la claridad del pelo, los tonos oscuros os dan un aire más severo. Sin embargo, se deben respetar algunas reglas: ni demasiado oscuro, ni demasiado pálido. Para los labios, se debe optar por un color rosa o melocotón. También se debe aplicar un blush néctar o rosa pálido para un efecto tez fresca.

MaquillajeFinalmente, para los ojos, se debe aplicar un contorno con un eyeliner de color marrón oscuro. Como sombra de ojos, lo ideal es decantarse por un color marfil, ceniza o rosa pétalo. En resumen, se trata de dar luz al rostro, eligiendo colores claros.

El maquillaje para un pelo castaño

Cuando se tiene un pelo castaño, conviene saber jugar con los contrastes de los colores neutros y vivos a nivel del maquillaje. En efecto, el color del pelo y el de la piel se asemejan, ofreciendo un aspecto monocromático. Para un maquillaje con el pelo castaño, lo ideal es optar por un color marrón o rosa.

Para los labios, se deben utilizar los tonos marrones rosados o rosa-rojo. Un color satinado será perfecto para los labios. Se debe dar algo de color a los pómulos, optando para un blush rosa pálido, fucsia, o marrón rosado. En cuanto a los ojos, se debe utilizar un eyeliner marrón y una sombra de ojos de color marfil, beige o gris. Adoptando unos colores contrastados, vuestro maquillaje quedará ideal.

El maquillaje para un pelo pelirrojo

Las pelirrojas deben jugar con la complementariedad a la hora de maquillarse. En efecto, el color de su cabello ilumina de hecho el tono de la piel del rostro. El maquillaje para un cabello pelirrojo es por lo tanto una mezcla de tonos marrones y anaranjados. Para los labios, conviene optar por los rosas, los marrones claros, y los tonos melocotón.