• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

En las mujeres los kilos se almacenan prioritariamente en las caderas, los glúteos y los muslos por razones hormonales y genéticas, y van acompañados en ciertos momentos del ciclo de una retención de agua más o menos importante. Hoy pretendemos ofrecer cinco consejos y ayudas para combatir mejor estas grasas que se instalan en el lugar más indicado, a pesar de que siempre son difíciles de quitar.

Hacer cardio

Para afinar la silueta, el entrenamiento cardiovascular es bienvenido, todos los tipos de entrenamiento como la carrera, la bicicleta, la cuerda para saltar permiten quemar calorías, a condición de practicarlos con una intensidad suficiente. Estos deportes permiten tonificar la silueta de forma general, reducir las grasas y aumentar la temperatura del cuerpo, por lo tanto activar el metabolismo y el consumo de estas mismas grasas.

Hacer ejercicios apropiados

Para reafirmar y desarrollar los músculos débiles, conviene practicar ejercicios de musculación apropiados, como el squat que trabaja las caderas, los muslos y las pantorrillas. Se puede realizar este ejercicio sin cargas al principio, descendiendo con la espalda bien recta, y después añadir peso, cuando se haya adquirido una buena técnica. Conviene saber que este ejercicio realizado con los pies separados a la anchura de las caderas, hace que se trabajen los muslos, y si se separan más, hace que se trabajen los glúteos. La sentadilla hacia delante trabaja las caderas y reduce el volumen de los muslos. Para realizar un squat adecuado, hay que poner la rodilla flexionada al límite del punto del pie, mientras que la otra rodilla desciende hacia el suelo.

Mujer con pesas

Adoptar una alimentación antigrasa

Lo que se come durante el régimen tendrá una importancia capital, porque si la grasa se almacena en la zona baja del cuerpo, cuando se quiera adelgazar será a nivel global sobre toda la silueta. Se reduce el peso de forma general, pero no únicamente en las zonas que se quieren trabajar. Añadiendo frutas y verduras variadas a la alimentación se puede beneficiar de los efectos de sus fibras que sacian el estómago, ralentizan la digestión y favorecen el tránsito. Conviene tomar el hábito de reemplazar las féculas por porciones de verduras que deben ocupar la mitad del plato.

Si tenéis ganas de pan o de arroz, la mañana y el mediodía son los momentos adecuados para tomarlos, pero conviene reducir las porciones a la mitad y preferentemente escoger alimentos con un índice glicémico bajo, priorizando los cereales integrales. Se deben consumir preferentemente verduras y frutas de temporada, crudas o cocidas a lo largo de las comidas o fuera de ellas. En cuanto a las grasas, se deben evitar las salsas, las frituras y los alimentos grasos. Los pescados grasos, los aceites vegetales aportan buenas grasas indispensables, en cantidades moderadas.

Masaje para eliminar grasa

Las cremas o los geles nunca han hecho que nadie adelgace, pero el gesto de masajear tonifica la piel, opera un mini drenaje y permite eliminar más fácilmente la celulitis, a condición de que se realice con frecuencia y en el tiempo. El efecto del masaje se siente a nivel superficial, mejora el aspecto de la piel, pero también en profundidad, reduciendo el almacenamiento de grasas en los adipocitos. El masaje debe ser vigoroso, no hay que dudar a la hora de pellizcar la piel en las zonas rebeldes, y apretar fuerte para que las células grasas se despeguen, haciendo que penetren bien sus activos.

Combatir el excedente de agua

Si la alimentación es baja en proteínas, el cuerpo retiene más agua, y esta retención se nota especialmente a nivel del vientre y de los muslos. La alimentación debe contener carnes magras, pescado, y lácteos desnatados.

En todo momento se debe evitar la sal, por lo tanto conviene dejar de lado la charcutería, los quesos, los platos cocinados y decantarse por las especias y las hierbas, porque la sal se almacena en los tejidos y atrae el agua favoreciendo mucho más la retención de líquidos. Algunas plantas son conocidas por drenar el organismo, actuando sobre el hígado y los riñones para eliminar los excesos, entre las más conocidas encontramos el té verde, que suele entrar en la composición de muchos complementos.

El extracto de té verde se ha convertido en un ingrediente muy popular en los productos para quemar grasas que se pueden comprar en el supermercado gracias a sus efectos termogénicos y propiedades antioxidantes. Con el té verde, las personas que están a dieta pueden perder peso sin sentirse debilitadas ni percibir ningún otro desagradable efecto secundario. Este producto se puede comprar en la tienda online Myprotein.