• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El invierno parece estar llegando al final, y ya nos disponemos a pensar en los bonitos días con un sol radiante y unas temperaturas mucho más suaves. Esto hace que la cabeza se nos vaya directamente hacia la moda, y en qué tipo de ropa más ligera habrá que ponerse este año. ¿De qué colores estamos hablando? Flashy o crudo, ciertamente hay para todos los gustos.

Unos colores intensos

Cuando desaparecen los días grises del invierno, la floración viste a la naturaleza de bonitos colores. Alegres, tiernos, o flashy, los creadores se inspiran directamente de la naturaleza para diseñar sus modelos. La paleta de colores tendencia para este verano se decanta por los tonos suaves como el azul celeste o el beige, pero también prefiere los colores intensos y tónicos como el naranja, el fucsia o el azul rey.

Estilo-semanaSobre gustos y colores no se discute. Esta amplia gama de colores permite a cada una encontrar su propio estilo personal. Color fuerte, el azul rey ofrece un toque absolutamente chic a cualquier estilo. Se puede llevar en un total look o combinándolo con negro o blanco. Si sois fan del total look, pero no del azul eléctrico o de los colores flashy, siempre se puede poner el acento en los tonos más suaves.

Unos colores más suaves

Al igual que ocurre con el azul eléctrico, los colores pastel siguen formando parte de los colores tendencia del verano. Se aprecia particularmente estos efectos «suaves» en la ropa de estilo sportswear. Realmente se trata de una tonalidad tan perfecta como el blanco del verano, y el crudo, siempre presentes en la temporada de calor. De inspiración lencería, la novedad está en los vestidos ligeros, pegados al cuerpo y en las faldas fluidas.

El blanco sigue siendo el color indestronable, y parece ser que continuará siéndolo. Color fresco por excelencia, no se duda a la hora de llevarlo tono sobre tono o como color block. En ciudad como en la playa, el blanco se lleva en cualquier lugar y ocasión. Finalmente, los motivos florales, liberty o tapicería, así como las grandes rayas marineras dan cierto toque divertido a los vestidos, los pantalones slim, los perfectos y los blazers en este verano.

Como veis, los colores tendencia de este verano se decantan por los tonos fuertes y llamativos, sin dejar de lado el indispensable blanco y el crudo. Vestir bien, con elegancia y estilo no requiere mucho esfuerzo, tan sólo conocer los parámetros dictados por los grandes diseñadores que ahora se pueden ver en las colecciones más destacadas.

Basta con seguir estos sencillos consejos para ir a la última. El color forma parte indiscutible del verano, y es el momento de ponerse en línea con los nuevos dictados de la moda para estar en el top de lo que la nueva temporada ofrece a todas las mujeres con un toque fashionista.