• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El stretching, sinónimo de estiramiento, constituye una etapa completa de todo entrenamiento deportivo. Estirarse, en efecto, es algo que va asociado con muchos efectos beneficiosos, incluidos en la vida cotidiana. Si es necesario estirarse con frecuencia, sobre todo lo es hacerlo correctamente para que el stretching no sea contraproducente.

Por lo tanto, conviene distribuir bien el tiempo para reservar al menos algunos minutos al final de cada una de las sesiones para el stretching. Se debe aprender a equilibrar el deseo de entrenarse con la necesidad de cuidar el cuerpo. Sin duda se hace cuando se controla la nutrición, que condiciona en gran parte los resultados del entrenamiento. Por esta razón conviene añadir los estiramientos a la ecuación. Estar flexibles ofrece diferentes ventajas como la de una mayor amplitud del movimiento y por lo tanto una mayor eficacia. Pero largo plazo, el stretching contribuye igualmente a proteger las articulaciones y las vértebras.

Consecuencias nefastas en ausencia de estiramientos

Consagrarse únicamente al aumento de masa es poner en peligro la salud, y exponer el cuerpo, a medida que el tiempo pasa, a dolores que terminan limitando. Si queréis entrenaros al máximo, aumentar músculo rápidamente, conviene pensar que la falta de flexibilidad puede ser un mal menor, por lo tanto no conviene perder de vista el tiempo que se gana con los estiramientos.

Stretching

Los músculos tienen tendencia a acortarse y a volverse más dolorosos. Esto es particularmente sensible en la espalda, o en la presión sobre la columna vertebral que se acentúa, provocando tensiones en las lumbares y en la nuca.

La flexibilidad disminuye, así como la amplitud de los movimientos, mientras que los riesgos de daños aumentan. La rigidez se instala en las articulaciones y también se vuelven dolorosas.

El cansancio se acumula, el cuerpo no consigue eliminar las tensiones provocadas por los entrenamientos. Al cabo de las sesiones, los rendimientos terminan por bajar, y no se sigue progresando.

Los beneficios del stretching

Los estiramientos favorecen la más grande amplitud del movimiento a nivel de las articulaciones, así como un mejor alargamiento del músculo. El stretching, reduciendo la rigidez muscular, puede permitir mejorar la realización de ciertos ejercicios, acelerar la producción, o reducir los riesgos de daños. En cualquier caso conviene mantener cierta rigidez, una flexibilidad excesiva puede ser nociva para los rendimientos, reduciendo la fuerza de la contracción de los músculos.

Si tenéis dificultad a la hora de ejecutar ciertos ejercicios, conviene adoptar la costumbre de entrenarse con movimientos de poca amplitud, pues si estáis afectados por dolores musculares después del esfuerzo, hay que estirarse. Los ejercicios de stretching pueden aportar muchos efectos beneficiosos si se realizan correctamente.

Conviene no perder de vista que un estiramiento de calidad que va demasiado lejos puede reducir los rendimientos. Se trata de trabajar la flexibilidad con el fin de ir un poco más allá de las amplitudes requeridas para los ejercicios de musculación.