• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La zanahoria es una de las verduras más utilizadas en todas las cocinas del mundo. Es originaria de Asia Central, pero hoy en día se cultiva en casi todos los países. Su sabor delicioso y sus múltiples usos hacen de ella un ingrediente indispensable para cientos de recetas. Además, se trata de un compuesto activo en muchos productos de belleza.

Sin embargo, se ha demostrado que la zanahoria tiene un fuerte valor nutritivo del que se puede beneficiar uno a nivel médico. Una de sus principales propiedades es su alto contenido en vitamina A, que se acumula en el organismo cuando se consume.

Propiedades nutricionales de la zanahoria

Dado que tiene un sabor excelente y que se combina perfectamente con otros alimentos, la zanahoria es una verdura que se consume sin problema. A pesar de ello, algunas personas prefieren no consumirla o ignoran todos los beneficios que puede aportar al cuerpo. Una de las razonas por las cuales la zanahoria es ideal en un régimen alimenticio equilibrado, es que es baja en calorías, en sodio y en hidratos de carbono. En efecto, se estima que una porción media aporta solamente 50 calorías.

Mujer comiendo zanahorias

La zanahoria no contiene colesterol, ni grasas saturadas, lo que la hace ideal para las personas que sufren problemas cardiovasculares. Media taza de esta verdura cruda aporta cuatro veces más la cantidad diaria aconsejada de vitamina A. Además, la zanahoria contiene cantidades significativas de fibras, de vitamina C, de vitamina K, de vitamina B6, de ácido fólico, de manganeso, de hierro, de potasio, y de cobre.

La zanahoria y el cáncer

Gracias a su alto contenido en compuestos antioxidantes, esta verdura contribuye a frenar la acción de los radicales libres que dañan las células y que están asociados al desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

La zanahoria y el envejecimiento

Sus fuertes concentraciones en betacarotenos, una sustancia que se transforma en vitamina A cuando llega al organismo, podría contribuir a prevenir el envejecimiento prematuro de órganos internos de la piel.

La zanahoria es diurética

Su efecto diurético hace de la zanahoria un alimento ideal para limpiar los riñones, prevenir la retención de agua y ayudar a la desintegración de cálculos renales.

La zanahoria y la salud visual

Sabemos que para tener una buena salud visual es muy importante aportar al organismo una cantidad diaria de vitamina A. Dado que es rica en este nutriente, la zanahoria es un alimento muy beneficioso para la vista y el cuidado de los ojos.

La zanahoria previene los problemas cardiovasculares

Esta verdura contribuye a reducir el colesterol malo y previene los accidentes vasculares cerebrales así como las crisis cardíacas.

La zanahoria y la pérdida de peso

Sus antioxidantes, sus vitaminas, sus fibras y sus minerales mantienen la alimentación de cualquier persona que desee perder peso sin tener que someterse a un régimen estricto.

Sin embargo, no se trata de un alimento milagro y sus efectos destacan cuando su consumo va asociado a un régimen equilibrado y a la práctica de ejercicio.

La zanahoria y la piel

Los compuestos antioxidantes y cicatrizantes que contiene la zanahoria hacen de esta verdura un aliado excelente para la salud de la piel, tanto a nivel interno como a nivel externo.