• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Existen varios métodos de depilación del rostro. Estos últimos consiguen que la piel de la cara esté más suave y sedosa.

Depilación del rostro

Para las mujeres, la pilosidad debería ser menos importante. Sin embargo, algunas presentan un vello abundante en las partes más visibles de su cuerpo, como la cara. Este fenómeno es incómodo y menos estético para las mujeres que más se preocupan por su propia belleza.

Existen varios métodos para eliminar o camuflar estos vellos. Además, el campo de la cosmética no deja de evolucionar y de innovar para responder a las necesidades de las mujeres, concretamente para cuidar su apariencia y su bienestar.

Los métodos de depilación del rostro

Varios métodos se suelen aplicar para la depilación del rostro, con el fin de presentar una piel más luminosa y tersa.

DepilacionLa pinza para depilar: Debéis elegir bien vuestra pinza para depilar, puesto que os permite retirar eficazmente los vellos sin romperlos ni cortarlos. Se recomienda para las cejas y la zona superior del labio. Antes de proceder a la depilación, se debe limpiar bien la parte que se va a depilar a base de una loción desinfectante, para evitar las irritaciones.

Para los labios, se debe comenzar retirando los vellos situados en las comisuras. Para las cejas, no conviene depilar la parte situada por encima. Comenzad por los vellos situados en las esquinas de los ojos. No os olvidéis de desinfectar las parte que se van a depilar y aplicar una loción o una crema calmante tras cada sesión de depilación.

La depilación con cera templada: Esta técnica es conocida por ser un método rápido y eficaz. Este tipo de producto permite depilar fácilmente la piel del rostro. El crecimiento del vello sólo comenzará tres semanas más tarde. Para tener éxito con esta técnica, se aplica la cera en la parte superior de los labios y luego se continúa sobre todas las partes recubiertas de vellos alrededor de los labios. Después se retira la banda en el sentido contrario al crecimiento del vello.

La decoloración es un método suave y eficaz para camuflar el pelo del rostro. Se trata, en efecto, de decolorar la pelusilla para hacer invisible. Una sesión de decoloración dura unos quince minutos. Las cremas decolorantes deben ser mezcladas cuidadosamente con ayuda de una espátula. Se aplica sobre el rostro o la parte por encima de los labios. Basta con enjuagar el producto con agua templada y el resultado es sorprendente. Los vellos desaparecen a la vista, y la piel recupera toda su tersura.